14 de febrero de 2017

Lanester: Memento Mori.

Esos regalos, que nos entrega la vida, generalmente de casualidad, así tendría que titular a LANESTER: MEMENTO MORI. Igual mérito aparte, debo reconocer que tengo una capacidad para distinguir cinta, serie, policial de cualquier otra cosa, que creo que ya podría dedicarme a sabueso.
Porque paseaba por los canales del cable, como si nada, cuando en la madrugada de un día me quedé mirando el inicio de esta serie y dije "es policial" y la puse a grabar. Ahí quedó y ayer la vi. Mama mía qué placer absoluto, qué calidad, que delicadeza para tomarse el tiempo y desarrollar con acción, misterio, historias que aunque encadenadas a un todo, van dejando vías abiertas, de curiosidad absoluta para el espectador. 
La historia es esta, Eric Lanester, es un jefe de policía francés, quién llega en el momento exacto a salvar a Gabrielle, una atractiva joven que estaba de fiesta en un centro nocturno y un alguien decidió que mejor se divertían de a dos, aunque las ganas de, las tuviera sólo él. Entonces Lanester, intimidándo con su mirada de coco malo, logra sacarla del lugar, darle cobijo en su casa y al día siguiente le da trabajo de chofer, en el taxi que ella maneja, porque el jefe de policía anda aquejado de una dolencia visual, en el que le sugirieron que mejor no manejara. Y están en esas nuevas formas de vida, cuando se suscita la desaparición de una joven de 16 años, desde el centro de rehabilitación en el que está internada, intentando salvar su vida de la anorexia. 
 Comienza la búsqueda de la joven, que dos días después suma otra joven desaparecida, entonces se enteran que todo esto comenzó con una precuela de desapariciones, a cargo de Sarah, una joven que en el centro de rehabilitación unos odian, otros aceptan, otros admiran, pocos quieren. Entonces cuando estaban tras la búsqueda de una pista, ésta se multiplica por tres, que en común tienen el querer vivir su vida como quieran, incluyendo por supuesto, comer o no comer.
Así es como las vías abiertas, que mencioné irán mostrándose porque Eric Lanester, tiene una vida, una historia personal, al más estilo de Maigret, en que el policía también tiene temas personales que solucionar, que a veces se entremezclan con los policiales, sumado a otros que están al lado pero a simple vista uno no los ve o no les toma la atención suficiente y así es como todo se entrelaza, crece y agrava, para que el equipo policial, las colaboraciones de Gabrielle y Lanester, logren solucionar el enigma de MEMENTO MORI.
Y bueno, buscando descubrí que Lanester, es una serie francesa de culto o exclusiva, en la que el capítulo que yo vi era el segundo y por tal, hay uno antes y otro después, que espero ver en esta vida.
Totalmente recomendada!!!
SINOPSIS:
En pocos meses, tres adolescentes anoréxicas desaparecen de la clínica donde estaban como pacientes. ¿Fugitivas o secuestradas? Sus familias están en peligro y la investigación en vilo. Lanester es puesto a cargo de tratar de encontrar a las jóvenes. Con la ayuda de Gabrielle, su taxista fiel, y todavía luchando con sus demonios internos, que emprende esta investigación dolorosa, que lo envía de nuevo a las raíces de su propia búsqueda personal.

CALIFICACION:
**********************

FICHA TECNICA:
Título original: Lanester Memento Mori, 2014. Francia.
Direccón: Frank Mancuso.
Género: Policial.
Duración: 95 minutos
Elenco: Richard Berry, emma de Caunes, Hoppolyte Girardot.