17 de enero de 2018

Deux flics sur les docks.


La escenografía es un puerto. Podría ser Marsella, no se sabe, exactitud sobre el tiempo y espacio no hay y sin embargo la serie DEUX FLICS SUR LES DOCKS, transcurre apacible y agradablemente.

De hecho desde que la encontré en TV5Monde Amerique Latine, me atrapó y eso que el protagonista es detestable. Algo había en él que lo encontraba conocido, parecido a, busqué y di con la respuesta, el Comandante Faraday, es nada menos que Jean-Marc Barr, el seudo símbolo sexual de los ´90, que se empiluchaba cada que podía y tenía harto sexo con la dientona de la Rosana Arquette.

En lo personal, no vi la película cuando era la espuma del mar, sino que mucho tiempo después y me pasó igual que con esta serie,  encuentro a Jean- Marc Barr, que debe bajarle varias, varias, rayas a su ego, porque es tanto, que desagrada ni bien aparece en escena. Por suerte en esta serie policial contamos con otros actores y hombres, a quienes echarles el ojo, porque la verdad, confesemos que si no hay objeto de deseo, como que el enganche es menor. En este caso, los aplausos los saca a coro, el actor que interpreta a Wincker, el compañero policía de insoportable de egocéntrico, Barr. Mi enganche visual lleva por nombre Bruno Solo y espero que esté bien solo, para algún día no tan lejano, llegarle jajaja.


Pero en materias de series policiales y francesas, que todo indica es la miel de mi vida, en estos momentos, hay que decir que es bien buena. Por qué es buena, porque tiene ritmo, porque tiene trama, intriga, la resolución de los asesinatos no es antojadiza, a veces he logrado descubrirlo antes que la policía llegue. Que también será que alguien dice que eso es un mal dato, pero le contesto que tengo tanta serie de misterio y policial en el cuerpo, que puedo hacerlo sin que por ello, mi astucia acabe con la calidad del programa.

Como suele suceder siempre, la antojadiza frecuencia en la que trasmiten la serie, es tal, bien llevada por los estados de ánimo de la señal TV5Monde Amerique Latine. Es decir, no es que pueda decirles que todos los días equis, a la hora señalada, dan DEUX FLICS SUR LES DOCKS, pero el que como yo sea cauto, sepa esperar, verá que de tanto en vez, al menos dos veces al mes, dan sus dos capítulos. Y son tan buenos, tan sabiamente largos, que uno queda un poco contento, porque sabe que después del último, dígase el dos, tendrá que volver a esperar otro rato.


Como intenta ser una serie policial negra, la vida de todos los integrantes del escuadrón policial, en un momento u otro, salen a pasear. Les cuento por  si al ver no entienden mucho. Comandante Faraday, tiene un hijo sordo mudo, Lulu, que está para darle, porque es bien guapo, además de joven, astuto y estudia periodismo, cine, se ve por la casita en la que viven, que hay recursos, entonces siempre será de gran utilidad tenerlo de hijo. Faraday, además tiene ahí unos misterios sobre su vida personal, ya que la mamá de Lulu no está presente. Pero como si usted no se da cuenta a la primera, él encantado de la vida se lo dirá a la primera y media, que en su atractivo irremediable, pese a que en el camino después que salió del agua y de acostarse con Rosana Arquette, perdió todo lo que se dice "la cabellera", él es tremendamente sexy, inteligente, guapo, masculino, varonil, sin dejar de mencionar que viste como los dioses, qué porte, que belleza, que espaldas, qué trasero. Eso lo dice él, que conste. Porque a mi se me mueven las manos, pero para agarrar una pistola y dispararle un par de tiros, que manera de gustarme poco el hombre muy dog.

Y siendo bien mala, aquel trasero que no dejó a la imaginación en "Azul profundo", parece que se lo comió un tiburón, porque ya no está tan frondoso como él cree y mueve e intenta demostrarle a todos que sigue siendo el papacito, que él creyó ser. Obvio, que no hablemos que es actor y no modelo, pero...


Después viene la vida personal y privada de mi amado Wincker, que cual si el director y guionista de la serie, se hubieran inspirado en su apellido, este papacito tiene el corazón con agujeritos. Ya que tiempo a, su mujer, amore de su vida, murió de cáncer y él quedó solo, abandonado, entristecido hasta la médula y no pierde oportunidad para usar el trabajo, de policía, como vía de escape para ser asesinado, tiroteado, matado, en diversas ocasiones. Es lo más, no hay cosa que me guste más de un hombre, que además de serlo bien serlo, bien guapo, masculino, con todas sus partes bien puestas, tenga cara de romántico viajero. Y Bruno Solo, alías Wincker, la posee con todas las de la ley. Unos ojitos enormes y tristones, una mirada que de verle, dan ganas de correr a abrazarlo. Je t´aime Bruno Solo y ahora acompañado por mi.


En fin, una poesía, creo que tendré que repensar en mi horizonte de vacaciones y enfilar para Francia. Hubo un tiempo que los franchutes se me sentaban en el hígado, pero ahora último, sumado a tantos factores, sobre todo las series policiales que logro encontrar en TV5Monde, he cambiado de parecer. Y aunque sea en versión ensoñación, creo que no sería malo visitar ese lugar y enamorarme en cada esquina, de aquellos hombres y sus misterios.
Totalmente recomendada!!!



SINOPSIS:
La policía francesa, se dedica a resolver crímenes, a través de la sagacidad del Capitan Faraday y de su partner Wincker, sumado a su selecto equipo de investigadores, entre ellos Fabien. Varios capítulos, en los que irán resolviendo casos de asesinatos, siempre con algunos factores comunes, como el amigo de la infancia (Bazza Swaty), de Wincker, que a diferencia de él, ha hecho fortuna, pero no de la manera más limpia, precisamente.

CALIFICACION:
********************

FICHA TECNICA:
Título original: Deux Fics Sor les dickes, Francia 2014.
Título en español: Sangre en el puerto.
Dirección: Edwin Bany.
Guionista: Elsa Marpeau, basada en las novelas de Graham Hurley.
Reparto: Jean- Marc Barr, Bruno Solo, Mata Gabin, Liza Manili, Emmanuel Salinger, Guillaume Viry, Jean-Marie Hall, Julien Boulenguiez.

9 de enero de 2018

La vanité.


A esta película llegué hace mucho tiempo, la tenía grabada y guardada, en espera del momento correcto. Que justamente llegó ayer.

LA VANITÉ, me costó encontrar a la vanidad durante los 75 minutos que dura la historia, pensaba sería la vanidad o soberbia de David Miller por querer hacer que le dieran el servicio que esperaba, sería por parte de Espe, interpretado por Carmen Maura, en su calidad de querer socorrer a alguien, o sería Tréplev, el joven que casualmente Espe (Esperanza) y David, conocen e invitan gratuitamente a formar parte de este acuerdo.

Todavía no estoy segura sobre ese punto, hubo un momento, muy casual en el que Tréplev, le muestra a David, un cuadro que está puesto sobre la cama, de la habitación, del motel donde éstos dos están alojados y al que Espe llega para ayudar a David. Y que para ver lo que Tréplev queire mostrar, hay que literalmente ponerse en cuatro patas y mirar de costado la imagen y así descubrir  a ¿quién? A la "vanité". Que es un rostro cadavérico sobre un manto, a quien Miller denomina "LA VANITÉ". Que después busqué y tal como la obviedad lo menciona o al menos, eso pensé, que sería re obvio LA VANITÉ, ser algo muy cercano a la vanidad, soberbia humana. Que en versión religiosa es la soberbia humana que trasgrede los designios naturales, como por ejemplo tomar la vida y transformarla en muerte, como si no existiera (¿existe?) un ser supremo único encargado de dar y quitar ¿qué? La vida.

Búsquelo tal como  yo y lo encontrará. Y bueno, después de ver la cinta completa uno entiende, entiende.... 



Y aunque aparece en un momento equis, de forma tan simple, uno podría pensar que no es importante, pero.... sí es muy importante y es por eso que dentro que esta movie no me gustó tanto, después me di cuenta que no la había olvidado, sino que aquello de la vanité me siguió repiqueteándo. Y ya les he comentado que cuando suceden esas situaciones de pensar después de un rato, es que la cinta no era tan mala, porque provocó algo, sembró un par de semillas que han comenzado a germinar ¿qué no?


El asunto y es que volviendo a LA VANITÉ, confieso que era bien rara la cinta. Me gustó poco la temática y sin embargo continúe viéndola, será eso que ocurre cuando las actuaciones superan al guión. Y es que la trama versaba sobre la "eutanasia", que en realidad estoy totalmente a favor de ella, pero me daba como lata, aburrimiento, fiaca, ver una película sobre ese tema. Pero me quedé y descubrí que si bien era el leivmotiv que giraba el tornillo, tenía otros matices. Aunque la verdad, confieso que los otros motivos y el fundamental, eran insulsos, la cinta se miraba hasta el final, pero no era tan buena. Las actuaciones de Carmen Maura, excelentes, porque qué mujer encantadora, creíble, querible. 




El coprotagonista, creo que será actor francés Patrick Lapp, si bien un caballero mayor o al menos su falta de cabello lo mostraba como tal, bastante guapo, lindos azules ojos, buen actor también, onda como que había algo en su decisión de eutanasiarse, que dolía, será porque amo tanto la vida y vivir, que por ahora no concibo la idea de dejar de estar. 

Pero como dije, estoy a favor absoluto de la eutanasia, si la persona quiere tomar su vida en sus manos, que para eso es suya, por mi ningún problema. Pero había algo en David Miller (Patrick Lapp), que no lograba convencerme de su querencia, y en cambio sí de la tristeza de su mirada, cuando en una escena se mira a un trozo de espejo, mientras con otro intenta cortarse la yugular, había algo en él que si bien quería morir porque estaba desauciado y no soportaba la idea que sus últimos minutos fueran en un hospital, que con el dinero que poseía decidió este fin.

Otro detalle que supongo sumará en versión española, Carmen Maura, quién sabe, era el escenario. Un motel venido a menos, que estaba a días de ser cerrado para siempre. Después nos enteraríamos que mucho de los motivos por los cuales cerraba la atención, se debía a que sólo llegaban personas para ejercer la prostitución, es decir, estaba soberanamente venido a menos. 

También nos enteraríamos que David Miller y su mujer, en la década de los ´60 fueron quienes lo construyeron, que tenía una piscina que le dió fama y fortuna porque se llenaba. Quizás  se fue a la mierda, cuando decidieron tapear la piscina. Y bueno, en ese lugar que fue hermoso, inspirado en los moteles de la carretera 66 de Estados Unidos, es donde Miller, decidió que era el lugar preciso para eutanaciarse. Su mujer había fallecido años atrás, es decir, él quería reunirse con ella y en ese espacio algo de esa nostalgia lo hacía sentirse cómodo, en espera del fin.



Otro elemento surrealista o diremos español o quizás simplemente surrealista, era la presencia de este prostituto Tréplev, quien además de estar alojado en la pieza 7 y Miller en la 8, dedicaba a socializar con todo el mundo, cuando no estaba ejerciendo sus labores. Le gustaba pasearse por los pasillos de las habitaciones, caminando de cabeza. Pensé que le faltaban los osos o quizás algunos implementos círcenses porque obviamente que era de origen o directamente rumano, ruso, etc., 



Y sin embargo justamente estos detalles como surrealistas, a veces un poco cebolleros tipo francés, le quitaban fuerza, potencia, energía  la película, transformándola en un poco latiguda. Y lo lamento porque creo que sin tanto aderezo habría sido una buena, extraña, especial, historia y por tal, película.
Sin embargo si la pilla por el cable, yo la vi en TV5Monde, es totalmente veible, aguantable, solo que tiene algunas caídas para mi gusto, cebolleras. Me carga que inciten a la lágrima fácil, cuando puedes perfectamente ser emocional sin caer en la cursilería, pero a veces los franceses, como los argentinos, usan esto como recurso y bueno, el mundo es amplio con los gustos.
Totalmente recomendada!!!


SINOPSIS:
David Miller quiere morir y elige la muerte asistida. Ha planificado todo: el lugar, la fecha y el modo. Pero nada ocurrirá como estaba previsto. Con Esperanza, miembro de la asociación, y Tréplev, joven prostituto, David pasa su última noche con perfectos desconocidos.

CALIFICACION:
******************

FICHA TECNICA:
Título original: La vanité, Suiza, 2015.
Título en español: La Vanidad.
Dirección y guión: Lionel Baier.
Música: Dimitri Chostakovitch.
Fotografía: Patrick Lindenmaier
Reparto: Patrick Lapp, Carmen Maura, Ivan Gregoriev, Adrien Barazzone, Nina Théron, Pierre-Isaie Duc.
Género: Drama, comedia.

3 de enero de 2018

El maestro.


Hace un rato terminé de ver EL MAESTRO, serie de Pol-ka, Adrián Suar y dirigida por Daniel Baraone y protagonizada por el grande, siempre grande, Julio Chávez.

Hace unos meses atrás la vimos anunciada en al Tv cable, con mi sisterna Manucita y la tenía programada y todo para grabarla y verla. Pero no sé qué pasó que final de cuentas, no la vi. También será que Manucita sí la vio y como me iba contando cada emoción que le provocaban, los capítulos y la trama, a medida que las historias iban avanzando, me dio hueva verla, si de escuchadas ya lo había hecho. Además que soy mañosa y me gusta ser la primera jajaja.



Pero ocurrió que antes que terminara el 2017, dieron un maratón de EL MAESTRO y era tomar o pestañear y opté por grabarla y verla en versión "sin parar" cuando tuviera tiempo.

Y el milagro sucedió, mitad, en el fin de semana largo de "caca navidad" y el resto, entre 31 de diciembre y 1º de enero.

Por si no se hacen una idea, como que el título no les dice nada, EL MAESTRO, la historia gira en torno a Abel Prat (Julio Chávez), un máximo instructor de ¿qué? Ballet. Y en esas piruetas a hecho más fama que fortuna o la fortuna la utilizó para armar la Academia de Danza, que mantiene junto a su inseparable mejor amigo, Mario (Juan Leyrado). Y bueno, en esta academia llega un día una chica de estrato socio económico magruzco, pero que pese a no tener formación, es la mejor de las mejores, si se la sabe mirar con atención y si además, le dan una pulidita. Entonces será Abel Prat, quien lo haga. Quien pula y pula a este diamante bruto, de nombre Luisa (Carla Quevedo).



Y podríamos dejar la historia en eso, pero además de plana y fome (aburrida) a lo más sería para el publico que se para de puntitas. Entonces, le agregamos conflictos, hartos conflictos, mucha cebolla picada, porque la verdad sea dicha esta serie argentina, inevitablemente me remite a los tiempos pasados, dígase los lejanos años ´70, ´80, en que tanto cine como series, no telenovelas ya que éstas son siempre cebollas. Las series, son lo que en Argentina se conocen como "unitarios", porque se emiten una vez a la semana y tienen una duración menor. Bueno pues, estas series y cines, sumaban tras cámara a directores y guionistas que contaban de la vida de los personajes, haciéndolos más emotivos de lo que uno a veces puede soportar, porque el merengue empieza a derretirse o la picada de cebolla a enceguecer. 

Será que me fijo en esto, porque la verdad no soy precisamente de lágrima fácil y cuando me pican finita la cebolla, más que llorar, me dan risa, o me hastió o me dan arcadas. En este caso, mejor le puse rewin al asunto y así nos evitábamos, enlodar el prestigio de Julio Chávez, a quien es inevitable no amar locamente.



Esta serie, como puede suceder a veces, tuvo un lento comenzar, una aplastante monotonía además de encebollada, sumado a que la actriz protagonista, bailarina, era fatal de mala, inexpresiva. Entonces el espectador no lograba empatizar con sus problemáticas y más bien -al menos yo-, más bien quería que saliera pronto, prontito, de cuadro, pero con la penita, porque como era protagonista, pues había que comérsela todo el rato. Y bueno pues, que con el perdón de Chávez, harto rewin que tuve que hacer para sacar adelante la serie. 



Pero para suerte mía, la cosa mejora a medida que nos acercamos al final, huele demasiado a que el fin está llegando y entre que te alegras, porque al fin verás el The End, medio que también vas emocionándote hasta las lágrimas que no habías arrojado y además casi perdonas las fallas, las actuaciones pésimas, las inexpresividades, las actuaciones de muermos, el exceso de cebolla picada y te reencantas. Esto en realidad, digamos las cosas por su nombre, sucede más que nada - y todo el tiempo-, por la actuación sublime de Julio Chávez en su Abel Prat. Sorprendentemente -para mí-, con el personaje de Inés Estévez, Paulina y por siempre con Juan Leyrado (Mario) que es otro gran actor con el que uno no tiene quejas. 

Y dos agradables descubrimientos actorales, lamentablemente masculinos y lo lamento porque pucha caí una igual quiere que el género propio levante el nombre poh. 

Los actores Matías Silva, que interpreta a Camilo, nieto de Prat y Abel Ayala, Brian, el novio de Luisa (la bailarina muerma). Porque realmente ambos son de sacarse el sombrero. Camilo, que es un niñito, encantador, lindo, expresivo, de una madurez y las escenas que tiene con su abuelo Abel (Chávez), son de una poesía, de una ternura, de un vínculo estrecho, maravilloso. Porque hay que decir que Julio, tiene un don para sumar a los actores con los que trabaja y si son niños, eso ya es magia y poesía.

Y en el caso de Brian (Ayala), una gran actuación, porque su personaje del joven popular, chorizón, que en vez de palabras se le va todo en golpear, defender su metro cuadrado a punta de puñetes. Y es que está locamente enamorado de su novia Luisa y siente como ésta se le escapa para irse con EL MAESTRO, entonces defiende lo que cree suyo.

Y ese amor, verdadero y sentido amor, es tan vívido, tan real, que uno lo sabe, lo siente, lo vive a su lado y así también como esa relación que tiene con la muerma Luisa, va transformándose, el cambio, el espectador lo siente gracias a Brian, que lo emite, lo demuestra con la mirada, la forma de mirar, la expresión del rostro, la tristeza, la alegría, la expresión corporal. Realmente me saco el sombrero con este joven actor argentino. Y bueno también confieso que no sé si será hambre de hombre o qué (jajaja) pero si al principio ni lo miré, en el transcurso de la trama, me lo fui devorando con algo más que la vista.

Y es que Abel Ayala, es un actor en tanto logra emitir un sentimiento, alegría, miedo, maldad, y es tal porque el espectador que lo observa, siente esa pulsión y llora con él o lo repele o lo ama o lo admira o le teme. Y Abel Ayala, se ganó ese lugar, con todo y medallas. 



Digamos que EL MAESTRO, si bien no es de las mejores series de Chávez, sobre todo por lo cursi y porque tiene demasiados detalles, del mundo de la danza, sin que uno sea una experta, sabe que no es posible que sucedan y si es en versión realismo, pues pongámosle credibilidad a las cosas ¿ya? De todas formas, hay que decir que Chávez, Leyrado, Estévez, Ayala y Silva, hacen un buen trabajo y sostienen la serie, que les pesa sobre los hombros y en varias ocasiones uno siente el esfuerzo que están haciendo, porque el resto del elenco tienen peso muerto de actuación. 

Lo que los hace meritorios y como que una quiere premiarlos. Entonces decimos, la serie es más o menos, pero si uno lo mira con rewin, podrías llegar a la meta, dígase al capítulo doce, donde contenta, emocionada, en versión masculina también, sentirás tanta alegría que casi podrías llegar a perdonar errores como que la actriz protagónica, sea más inexpresiva que un muermo.



Así que si se la topan por ahí, seguro que en unos meses Pol-ka, se la vende a Nexflit y la pueden ver y ya saben, vale la pena, hay que pegarse un esfuercito pero final de cuentas, la victoria es reconfortante. Y sobre todo no olvidemos nunca que está Julio Chávez, que si ánimo de engloriosiar a nadie, es un MAESTRO de la actuación, capaz de sostener una serie, su guión, malas actuaciones y además lograr, que sus admiradores y admiradoras, sigan firmes, fieles por siempre jamás, revolución.
Recomendada!!!



SINOPSIS:
Prat, ex bailarín de danza clásica, con pasado como estrella mundial, se encuentra dando clases en una escuela barrial, con apoyo de su amigo, Mario (Juan Leyrado). Mientras espera a su hijo, proveniente de España, se da la detención del joven, y la necesidad de hacerse cargo de su nieto, con quien no tiene una relación cercana.

CALIFICACION:
*********************

FICHA TECNICA:
Título original: El Maestro, 2017, Argentina.
Creador: Adrián Suar.
Género: Serie drama.
Temporada: Una.
Episodios: 12.
Productora: Pol-ka Producciones.
Dirección: Daniel Baraone.
Guión: Romina Paula y Gonzalo Demaría.
Reparto:  Julio Chávez, Inés Estévez, Juan Leyrado, Carla Quevedo, Luz Cipriota, Eugenia Guerty, Germán De Silva, María Socas,
Abel Ayala, Francisco Lumerman, Federico Salles, Matías Silva, Gerardo Otero, Agustina Benedettelli, Marcos Montes, Ignacio Pérez Cortés. 

26 de diciembre de 2017

Scusate se esisto!



Este fin de semana, ha sido de una poesía. Descanso, cine y alegría, son los ingredientes para ser feliz, al menos para mí. Y si en versión cine, le sumamos una película italiana, el rebosamiento sale por las ventanas.

Así fue como hace mucho tiempo, grabé en Europa-europa, SCUSATE SE ESISTO!, una movie italiana, protagonizada por Paola Cortellesi, a la que había visto en versión más drama, poquita comedia y que es encantadora. Algo así como  mi ensoñada Margeritha Buy, que es tan hermosa, como buena actriz, como encantadora, que parla italiano y con eso, al menos a mí, me conquistan de inmediato. Y tanto Paola como Margeritha, tienen ese don inmenso de hacerte sentir parte de la historia, a punta de buenas actuaciones, sentidas todas, ya fueren drama, comedia.



Sumado a que en particular SCUSATE SE ESISTO!, me pasó que ni bien la historia comenzó avanzar, me sentí con ganas de crear. Ya que Paola, quien en la cinta, es Serena Bruno, es una chica que estudió arquitectura y en el extranjero trabajó y trabajó, hizo fama, no tanta fortuna, pero extrañaba a su Italia y al regresar, se topó con la triste realidad, de la diferencia de géneros en todo y más que nada en lo laboral.

Sin ser feminista, porque la verdad sea dicha, me carga el feminismo que es expresado con exageración y en la versión acción, tienen un marido en la casa y si éste se fuera lloraría de amargura. Prefiero los hechos a las palabras. Bueno, el tema es que quizás ese sería el único ingrediente que uno, yo, diría ¿para qué lo cuentas si no lo desarrollas? Aquello que ya les he contado, que en cine, literatura, cuando mencionas algo, si no lo desarrollas, justificas, es mejor ahorrárselo. Pues en SCUSATE SE ESISTO!, de pronto sin mayores explicaciones resulta que Serena Bruno, es la defensora de las causas feministas, homosexuales, etc., se lo perdonamos porque es una comedia.



Y la historia versa de la siguiente forma. Serena Bruno, ha llegado de regreso a su natal Italia, buscando trabajo le hace a todo, no al feo a nada, sino todo lo contrario. Así es como está haciendo un mausoleo para un arribista, diseño de habitación para niños y mesera de noche en un restaurante cinco estrellas. En este lugar, conocerá y sentirá el amor, que hace muchos años no tiene, por el dueño del local, Francesco, uno hombre demasiado guapo, encantador, seductor, pero que de su elenco femenino de meseras, ninguna ha podido decir "este cuerpito fue mío".

Francesco y Serena, se hacen amigos, ella sigue sintiendo que le atrae enteramente, él la invita a vivir a su departamento, porque ella tiene que entregar una propuesta, que salvará su vida. Una propuesta de modernizar un complejo social de habitación, que alguna vez cuando se construyó, quisieron hacer mil cosas y todas quedaron en el aire. Pero ha llegado Serena y seguramente todo cambiará.



Es en ese hacer, construir, soñar, crear, arquitectónicamente, que  mi me dieron ganas también de crear algo, que más no fuera el almuerzo, quizás escribir, simplemente escribir. Aquello cuando sientes que desde la pantalla de TV, atraviesa una fuerza energética, tan poderosa, que no solo activa a Serena Bruno, sino que al espectador también.



Y bueno, ahora estoy comentando esta cinta, que será mi cuota de motivación, mientras Serena, dio movimiento a una historia encantadora. Simple, eso que ni qué, era comedia, así que para qué ponerse exigente. Y sin embargo, con aquella gracia que tiene el cine italiano, cuando es bueno, aunque comedia, que sumado a su lengua soberbia, los actores buenos, se multiplican desde los del elenco protagonico, siguiendo con los secundarios, terceros, cuartos. Aquello de las buenas actuaciones, que en sus particularidades, llegan al corazón, a la piel, casi que te sientes identificado con más de un personaje ¿que no? Además tanta belleza para admirar, desde las arquitecturas, las calles, ya que el festival de la filmación en exterior se da al mil por ciento. Entonces belleza de paisajes, de lugares, arquitecturas, hombres, mujeres, todo, todo, es edificante, pura poesía.





Así es como transitas en la felicidad del regocijo por haber encontrado una buena película, género comedia, con su toque de identidad sexual, derechos de las seudo minorías sexuales, de género femenino, todos contra los machistas. El mundo no sería nada sin mujeres y sin embargo no quieren enterarse. Entonces las ganas de vivir van engrandeciéndose más y más. Al menos las mías. E insisto, cuando todo esto sucede solamente de ver una cinta, es porque aquella, era realmente buena, buenísima, buena.
Totalmente recomendada!!!



SINOPSIS:
Serena es una arquitecta de un talento extraordinario. Tras una serie de éxitos profesionales en el extranjero, ha decidido regresar a Italia, porque ama a su país. En la aventura de buscar trabajo, se encuentra ante una disparatada decisión: hacerse pasar por lo que todos se esperan que sea, un hombre... O eso parece. Mientras, conoce a Francesco, guapo y fascinante, la pareja ideal. Si no fuera porque a él no le gustan las mujeres... O eso parece.


CALIFICACION:
*************************

FICHA TECNICA:
Título original: Scusate se esisto!, 2014, Italia.
Título en español: Disculpa si existo.
Dirección: Riccardo Milani.
Duración: 103 minutos.
Género: Comedia.
Fotografía: Saverino Guarna.
Reparto: Paola Cortellesi, Raoul Bova, Lunetta Savino, Marco Bocci, Ennio Fantastichini, Corrado Fortuna. 

19 de diciembre de 2017

Timboektoe.


No sé si se los habré comentado, pero adoro las películas de jóvenes y TIMBOEKTOE, desde que la descubrí en Europa-europa, me encantó precisamente por eso, por el derroche de juventud en el reparto y bueno, porque ni bien vi a Jules, el chico protagonista, me enamoré de él y me dije "asumiré si es un bodrió, porque este niño bien vale la pena". Para mi goce, la cinta era entretenida, no vamos a tildarla de obra maestra, porque sumaba unos cuantos baches, pero en versión disfrute, era encantadora y fui feliz viéndola.

De hecho, no pude dejar de sentir el frescor estival, que recorre a la historia, será porque desde Santiago de Chile, estamos a unos cuantos días que llegue por completo el verano, quién sabe, será la frescura de la juventud, sus historias simples, el amor, la amistad, la compañía de un lindo perrito, Frodo. Que de paso me hizo rememorar mis aventuras adolescentes literatas, al son de mis amados "cinco", "las aventuras de los cinco", novelas de aventuras que Enid Blyton escribiera, que mi padre encontrara en la década de los ´80 y a sus tres hijas, nos hiciera tremendamente felices y aventureras al son de las letras.



Porque TIMBOEKTOE, tenía todos los ingredientes para haber sido una novela más de "Los cinco", primero estaba Jules, con su perro, después sumóse Isa y su hermano Kars, quienes habían dejado atrás a su natal Holanda y por eso en versión español, la titulaban "Exilio!" porque era el supuesto Vía Crucis, que vivirían estos chicos adaptándose a las locuras emprendedoras de sus padres. Entonces estos chicos holandeses dejaban atrás a sus mejores amigos, Steff, Annabela y Romeo. Llegando a este nuevo hábitat que era un pueblo al interior de Francia, donde los papás compraron lo que se transformaría en un "sitio de camping", conocerían a otros jóvenes y juntos todos, vivirían aventuras, romances, acción, diversión. O sea más parecido a mis Jo, Julian, Dick, Ana y el perrito de Jo, Tim, no podía ser, o también en versión norteamericana, ya que los cinco son ingleses, podríamos compararla con "The Goonies". En fin, cintas, literatura, aventuras de jóvenes han existido desde que a los viejos se les ocurrió filmar, contar, escribir, de sus aventuras de jóvenes ¿que no?



Y en versión TIMBOEKTOE, la historia trata de dos mundos, dos países, unidos por la energía de juventud, los ideales de dos padres, la depresión del padre de Jules, quiénes acaban de perder a la esposa y madre, en un accidente de auto y el hijo tendrá que vérselas de padre, ya que éste más bien ahogara su pena en el alcohol, sirviendo para nada más. Isa y Kars, los recién llegados tendrán que aclimatarse a la vida campestre, asistir a una nueva escuela, otras costumbres, otro idioma. Jules estará feliz, obviamente se enamorará de Isa, quien tardará toda la película en darse cuenta que él es el chico ideal (en cambio lo descubrí ni bien lo vi, tal como me lo recomendó el médico). Kars, el hermano de Isa, tendrá que dejar Holanda y a la mejor amiga de su hermana, de quien está locamente enamorado.... y a sus queridos amigos Steff y Romeo, con quienes vive la pasión del brakedance.

Una vez en el nuevo terreno, con los amigos conocidos y por conocer, las aventuras comenzarán a desarrollarse, así como también el festival de cabos sueltos, que en esta ocasión no diremos, si lo cuenta y no lo desarrolla ¿para qué lo cuenta? Porque en presencia de una cinta simple, divertida, que no tiene pretensiones más que agradar y lacrarse en el corazón de sus espectadores. Como en el mío.



Sumado al verde campo, bosque, muchos árboles, río, que suma como escenografía natural, que verdaderamente es algún paradisíaco espacio de Francia, ya que la cinta lo deja muy claro "fue filmada en Holanda y Francia". Más la presencia majestuosa y hermosa, además de encantadora, del perrito de Jules, Frodo. Que es la personificación de "Benji", pero más grande, más lanudo, hermosos los dos, encantador y absolutamente enamorable.



Porque en las aventuras literarias o cinematográficas, hasta de cómics, si no existe un perro o un gato, la historia no tendrá swing, porque el amor a los animales, vivir aventuras junto a ellos, en versión perro "el mejor amigo", no tiene sentido si no están presentes y por supuesto, tiene que ser uno que lo miras y ya sientes que es la mascota que siempre quisiste tener y te encariñas tanto con ella, que sientes mejor dicho, que es tan tuya como de Jules. Y como estoy enamorada de él, quien quita que cuando ya estemos de novios, Frodo también será un poco mío.



Encantadora la historia, con sus baches, sus nudos ciegos, historias explicitadas en una exageración, como para decirle al guionista, "sí, ya entendí que el papá de Jules, conoció a esa chica y hará todo de sí para estar a su lado y así este chico aviejado a causa de este papá bueno para nada, volverá a tener una madre". Esos recursos cinematográficos de contar más de lo posible en la historia y que el espectador entiende velozmente y casi agradece que bno le den minutos de más para cerrar esa idea. Y todos felices, porque como es película de aventuras, romántica, juvenil, nadie quedará solo, ni triste, ni desolado, solo los malos que para eso son tales.
Totalmente recomendada!!!


SINOPSIS:
Isa y Kars son adolescentes en Holanda. Tienen un montón de amigos. Isa está enamorada de un chico muy fresco, popular en la escuela, y Kars es parte de un grupo de breakdance que participa en los mejores eventos. Pero los buenos tiempos terminan repentinamente cuando sus padres anuncian que toda la familia se traslada a Francia! Los padres compraron un camping allí y necesitan la ayuda de todos para renovarlo a tiempo para la temporada turística de verano. Los chicos odian tener que vivir en Francia. No hablan el idioma, no tienen amigos y se niegan a ayudar a sus padres a hacer todo el trabajo duro de la limpieza de la zona de acampe. Sin embargo, Isa conoce a un chico del lugar (Jules) y todo cambia. Juntos planean armar una súper disco, donde se realizará la gran fiesta de inauguración de la temporada de verano. Pero, los acontecimientos no salen según lo planeado. La vida amorosa de Isa se vuelve más complicada, cuando un secreto largamente guardado casi destruye a su nuevo amigo, y la discoteca es saboteada por un vecino celoso. Es entonces cuando Isa, Kars y sus amigos toman el asunto en sus propias manos para hacer las cosas como corresponde? 


CALIFICACION:
***********************

FICHA TECNICA:
Título original: Timboektoe, Países bajos, 2007.
Título en español: Al Exilio!
Direción: Dave Scharam.
Género: Juvenil, aventuras, romance.
Duración: 80  minutos.
Guión: Basada en la novela del escritor holandés, Cary Slee.
Reparto: Bo Maerten, Willem Vogdo.

12 de diciembre de 2017

Coco.


Confieso que supe de “Coco”, la película de animación que Pixar y Disney, gracias a mi sistema Manucita. Después por los comentarios de amigos mexicanos, quienes la ensoñaron. Pensé en verla pero me daba cosa. Cosa, sensación ambigua entre ganas y temor. Me daba cosa que fuera la versión norteamericana y bien manoseada, de las fiestas de día de muertos y otras creencias mexicanas. Tons como que hice mutis. Mutis hacerse la pendeja, la tonta, silenciar la cabeza y los pensamientos. Hice mutis a la idea, hasta que circunstancias diversas me empujaron a verla.

Y en la medida que los minutos fueron sumándose, y yo espectadora, adentrándome en la historia, fui adorándola inevitablemente.

Porque por suerte a pesar de sus gringos patrocinadores,  “Coco”, está llena de detalles, pinceladas sutiles, leves, que la hacen tan mexicana y tan poco gringa. Esto además de las percepciones, lo deduje tras quedarme a los créditos, que confieso me encanta leerlos, lo que se dice “enteros” y más si es una película mexicana, porque no es por abanicarme, pero no falta la ocasión en que más de un amigo estaba cargando los cables. Entonces le contactaré para felicitarlo. Y fue en esta pasión “membretística” que descubrí la presencia de un latinoamericano, ojalá mexicano, tanto en idea original, como guion y producción: Adrián Molina.


Pero entrando en materias cinematográficas con respecto a “Coco”, será porque ya no me cocino al primer hervor y por tal, tengo muchos muertos a quienes homenajear, recordar, ensoñar. Pero sin contarles nada que no se deba, eso de “spoirlear (spoiler – contar el final de una cinta)”, les diré que el meollo, su leiv motiv, como toda movie infantil, lleva impresa su mensaje, onda motivacional, que en lo personal –sorry-, siempre he encontrado enfermos de mamones. Mamones dícese de la persona, hombre o mujer o tercer o cuarto sexo, que siente una proximación enferma por su madre y quisiera estar pegado a la teta por siempre jamás. Siempre he encontrado enfermo de mamones, porque a los niños, no se les enseña, inculca cultura, costumbres, valores, en una hora y media de rodaje ¿Qué no? Quizás para los fervientes devotos y calcetín de Cohelo sí.
Pero bueno el asunto es que los mensajes motivacionales de “Coco”, van en dos vías, de las cuales la segunda confieso me caló hondo, profundo, intenso.

El primero, versaba sobre aquello tan trillado y cliché de cumplir tus sueños, solo que en esta película, no te invitaban precisamente a alcanzarlos a costa de todo, sobre todo si en la vía, debías pasar por encima, frente y costado, de tu familia. Porque entonces ahí comenzaba a estar todo mal y tu objetivo era una oda al egoísmo. Creo que esta parte además de mamona, era la agringada y contradictoria pensando en ese país de mierda que larga a los hijos fuera de casa, ni bien saben caminar. Entonces el mensaje era que la familia es santa, sagrada y por ella, debes dar la vida. Como soy Jalisco nunca pierde, obvio que discrepo, sobre todo porque a estas alturas de mi partido existencial, si dejo lo que tengo por la familia (que está casi toda muerta), pues la neta, como se dice en México, me chingo (jodo).

Pero en cambio el mensaje dos, me llegó a la hondura misma de mí ser interno. Ya que versa al son de: No olvidar. No desmemoriarse por nuestros seres queridos ausentes. Ya que en ese olvido, nuestros muertos, desde su mundo distante, irán desapareciendo hasta ya no ser. El mensaje está en que si tu no los recuerdas, no sacas la foto y la pones cada 2 de noviembre en el altar de ídem o lo tienes acomodado en el velador, éste o ésta, no podrán viajar en esas fechas a ver a sus vivitos queridos recordándolos ya sea en el cementerio (como hacen los mexicanos), en el altar que hicimos, en la foto del velador. Y la verdad sea dicha pues yo sí creo que los mis muertos, ausentes, vuelan con el aire y nos visitan, aquello de la sensación de presencias digamos pues.


Obvio que mientras la película transcurría y largaba esta teoría, le pasé revista a todos y cada uno de mis ausentes y sentí más que alivio porque no solo con fotos los recuerdo, recordamos, sino que también cada que los traemos al hablar de ellos, al pensarlos, al contar de sus vidas y obras a otros, a amigos, con amigos.

E irremediablemente pensé en que no solo de fotos hacemos memoria, de hecho muchas personas no tienen imágenes de sus seres ausentes, por diversas razones, desde económicas, porque pertenecen a otros tiempos donde la pasión coreana de fotografiar hasta los calzones, no se estilaba. Porque de ser esa la única vía de memoriar, entonces tantas, tantísimas personas, olvidarían a sus seres ausentes. Y ahí caí en el otro tema que está siempre presente en mi mente y corazón, como lo son los familiares de detenidos desaparecidos chilenos, argentinos, qué decir mexicanos, qué decir de los 43 de Ayotzinapa…


Pero por suerte tenemos sus historias para trasmitirlas hasta el fin de la vida, para que jamás su esencia desaparezca. Y bueno me fui en mi volada bien volátil y más allá. Pero creo que si una película aunque infantil, aunque animada, te lleva a volar con los pensamientos, es porque es realmente buena ¿qué no? Buena, buena, de verdad buena.

Y bueno además de los mensajes, “Coco”, como les comentaba está lleno de detalles propios de la cultura mexicana, del día de muertos. No hablemos solamente de la calavera (calaca), que creo que la estética en ese sentido se trilló al son gringo. Pero bueno, entonces también tenemos que mentar. Mentar dícese de llamar algo por su nombre de forma despreciativa. Tenemos que mentar, en versión detalles pintorescos mexicanos a Frida Kahlo, que en versión muertita, pues cómo no la iban a mencionar ¿verdad? Que más que un elemento gringo, ese ya es como universal, y ahí me van a disculpar pero la verdad han trillado tanto con esta señora, que solo está faltando encontrársela en el papel pal poto, que en lo personal y con todo que viví en México de mis amores….mermecarga Frida Kahlo” ¿y qué tanto?!!


Como bien decía alguien en las redes sociales, mexicanas, lo bueno de “Coco”, es que de verdad está plagada, sembrada poéticamente, con detalles de esas fechas. Como el papel picado, el cempasúchil (que es la flor anaranjada que se usa, en versión despetalizada, para adornar el altar), las calacas de dulce, el pan de muerto, y  por supuesto mucha oda a las calacas, pero no a las de Hallowen que es el esqueleto que intenta dar miedo, sino que a la versión de Posadas, el serigrafista mexicano, que inmortalizó a la “Catrina”, que es la dama mexicana, con su sombrero con flores y que luce un vestido entallado. Así también las calacas de mariachis, entonces sumamos a todos los músicos y cantantes mexicanos.

Una ensoñación de verdad verdadera. Fue como volver a mí amado México, llenarme de sus detalles, colores, casi de sentir el aroma del mango, saborear ese pan de muerto más seco que el mismo y más insípido que no saber cocinar. Langüetear la cabeza de calaca que lleva en su frente tu nombre. La música, ya sea en versión mariachi, boleros, preparar el platillo preferido del ausente, ir hasta el cementerio a pasar la noche junto a él. Todos esos elementos tan vívidos y hermosos que en esta película los destacan, sumado a la gracia infinita que tiene la animación. Porque cuando el valiente chico “Miguel”, vive la aventura que le da el clímax a la película, de cruzar del lado de los vivos al de los muertos y conseguir lo buscado porque si no, nomas no regresas. Ese viaje en bus, tren, volando con los “alebrijes” (figuras de animales en versión distorsionada, alterada). Creo que esa cantidad de detalles no podría destacarse tanto si de animación no se tratara. Y bueno, les cuento que la película tiene opción de verse en 3D y 2D, en lo personal pasé de ellas porque como soy retro “me mareo” jajajaj.


Y bueno, para los que han visto cine, aunque sea chafa. Chafa, dícese de algo que es más o menos tirando para malo. Aunque sea chafa, “Coco”, le hace su guiño cinematográfico a “Volver al futuro”, lo cual implica que Adrián Molina y su equipo, son de mi edad y me pongo más contenta. Ya que cuando el protagonista “Miguel”, traspasa la línea de vivo a muerto, como no lo está realmente, en el más allá sufre un cobro por la osadía y está representado en ir perdiendo parte de su cuerpo vivo, dígase carne y en vez, comenzando a vérsele ¿Qué? Los huesos po. Y si eso no es una oda a la gringa película, en la que al irse al futuro “Martin” y demorarse en regresar al presente, a la foto familiar, que lleva en su billetera, le irán desapareciendo los integrantes, si no apura la causa. Una monada ¿no les parece?

Bueno pues, el asunto es que “Coco”, es una poesía desde todo punto de vista. Cuando fui a verla, había unos infantes infectos con sus padres y uno de ellos, que estaba detrás mío, me impresionó como le llegó o algo le pasó porque al prenderse las luces, el pobre niñito estaba llorando. La mamá que era una estúpida insensible, se reía intentando sacarlo de ese estado, en fin, hay humanas que deberían guardar silencio, pero como somos unos pelmazos.

Así que ya sabe, vaya a ver la película sola, acompañada de adultos más adultos que usted, o con muchos niños. Niños preferentemente que sepan leer, porque creo que los otros pueden aburrirse y no entender un pomo.
Lo que se dice, totalmente recomendada!!



SINOPSIS:
Miguel es un joven con el sueño de convertirse en leyenda de la música a pesar de la prohibición de su familia. Su pasión le llevará a adentrarse en la "Tierra de los Muertos" para conocer su verdadero legado familiar. 

CALIFICACION:
*************************

FICHA TECNICA:
Título original: Coco, Estados Unidos, 2017.
Duración: 105 minutos.
Dirección: Lee Unkrich, Adrián Molina.
Guión: Adrián Molina, Matthew Aldrich (historia original de: Lee Unkrich, Jason Katz, Matthew Aldrich, Adrián Molina).
Música: Michael Giacchino.
Género: Animación drama.

5 de diciembre de 2017

Deep Water.


Hace un tiempo atrás, recorriendo los canales del cable, me encontré con esta joyita, de quien sabría lo era, cuando decidí verla de corrido.

DEPP WATER, serie policial australiana, que consta de cuatro capítulos, cada uno de 55 minutos y realmente, de esas series que uno al comenzar a verla y sentir como atrapa, quisiera que durara mil años.

Del elenco, confieso que como es australiana, no conozco nada mucho, pero sí al coprotagonista, que me costó un poco reconocerlo, porque al igual que a mi, diría él, el tiempo nos ha pasado y  en ese transcurso, hemos cambiado. Él es Nohan Tylor, actor nacido en el Reino Unido, pero que ha desarrollado su carrera actoral en Australia, de hecho lo conocí en una película donde interpretaba a la infancia de David Helfgott, un pianista australiano, que tuvo una vidita un tanto atormentada y sufrida y que en edad adulta, el personaje sería reemplazado por Geoffrey Rush.



El asunto es que DEEP WATER, se transformó en una serie que no dejé de verla, cuando comencé hacerlo. Tenía todos los ingredientes que hacía rato no encontraba, desde Testigos, la serie noruega. Dígase, buenos actores, un guión pulcro, mucha tensión, un punto claro de principio a fin, por más asesinatos que fueran sucediéndose, el punto de investigación era uno de principio a fin.

La historia comienza cuando Tori Lustigman, vuelve a Bondi, uno de las playas más exclusivas de Australia, a vivir con su hijo. Vuelve, porque ella nació ahí pero en algún momento se marchó e hizo su vida en Sidney. Hoy, Tori es polícia y llega a trabajar al cuerpo de esa ciudad y al poco  llegar, recibe su primera invitación a formar parte del equipo que tendrá que desenmarañar el misterio alrededor de un asesinato.



Obviamente que si es una buena serie policial, tiene dos opciones, simplemente nos remitimos al desarrollo de quién mató y por qué o metemos cuchara y tenedor a la vida del occiso, así como también a la del cuerpo policial. En este caso, podemos decir que la segunda opción es la madre de DEEP WATER. Ya que la agente de la polícia, Tori, tiene una historia que irá develando, a medida que va avanzando el caso policial.

El caso policial versa sobre el asesinato de un joven, en su departamento, no hay testigos aparentes, la muerte fue bastante sangrienta y todo indica que podría ser pasional. También sabremos que el occiso era gay, quizás fue su pareja casual quien en un arranque sexual decidió asesinarlo. Llevándose algunas de sus pertenencias más queridas, como después, el hermano mellizo nos contará.



El personaje de Noah, en este caso el detective Nick Manning, aparenta ser un don nadie, un apocado, que intenta pasar libre por la vida, no meterse en complicaciones y sobre todo, no tener problemas con su jefe. Cosa que irrita poderosamente a Tori, quien es una polvorita. Así será como al principio este dueto obligado, trillara y le costará transformarse en una verdadera dupla. Sin forzar las cosas, como dicen por ahí, los procesos resolverán el asunto.

Sumado a la historia, está la escenografía de ese paradisíaco lugar Bondi, que realmente es de una belleza sin igual. Acantilados, un mar calipso hermoso, un mar con olas pero sin rocas, que favorece el deporte del surf. 

Al poco andar, aquel hermoso acantilado, por donde puedes mirar a los surfistas capear olas, comenzará hablar y contar historias de muchos jóvenes, hoy desaparecidos, algunos aparentemente suicidados, que usaban las alturas para lanzarse al vació ¿por qué? Porque eran escoria, personas que no encajaban con la sociedad ya que padecían del mal de ser gay. Aquellas historias ocurrían en las décadas de los 80 y 90, cuando el mundo no quería aceptar que no todo tiene que ser blanco, negro, hombre y mujer, y como suele suceder a quienes son cortos de ideas, cuando algo no les parece, lo atacan esperando quizás, terminar con el error. Así fue como hace 26 años, se sucedieron en ese lugar muchos sucesos con causa de muerte, de hombres, sólo hombres, jóvenes, otros no tanto, pero que ante la certificación policial, aparecían como "sucidios" o "hechos accidentales".

Así es como el asesinato de esta nueva persona, este hombre, gay, de origen iraní, en su departamento, comenzará a provocar similitudes en el olfato de la detective Tori. 

Como es el personaje que no se queda callado, que busca más allá, que intenta encontrar respuestas, descubrirá al poco andar, con aquellos casos de "suicidios", sucedidos en ese acantilado que es la vista del departamento del nuevo occiso. Un poco de búsqueda y la condición sexual de las víctimas, sumará otro dato en común con el presente y de ahí a sumar y sumar, un solo paso.

En el camino, Tori, irá descubriendo por ejemplo, que muchas de esas muertes, fueron tildadas como suicidios o accidentes, más por no remover asuntos que a los altos mandos de la polícia le incomodaban, que otra cosa. Pero para pesar y dolor de cabeza del cuerpo policial, Tori está metida en este asunto y su buen olfato, sumado a la historia que lentamente irá desenterrando, dará la energía, misterio, clímax a esta serie para transformarla de un asesinato, a una sucesión de hechos que podríamos titular de "muertes en serie". Pero si les cuento más estaría restandoles la gracia a esta serie, que saber de más no tiene sentido porque lo más entretenido de una buena serie, es intentar atar cabos, a veces acertarle y en otras dejarse sorprender por cómo el guionista resuelve la historia.




Les aseguro que no quedarán defraudados, porque ya sea que alguna pista les diga algo y quizás acierten o bien queden atónitos como yo, al errar en la sospecha y quedar contenta, sorprendida y hasta hoy pensativa, de la forma de cierre de la serie. Lamentaré siempre, siempre, que solo durara cuatro capítulos. Son de los programas que uno quisiera, se transformarán en temporadas de años y años, donde uno pueda gozar, volver a ser espectador de trabajos tan bien hechos, pucha caí.
Pero por mientras, búsquelo, sintonícelo y veálo, porque no se arrepentirá. Yo lo vi a través de la señal SundanceChannel.
Totalmente recomendada!!



SINOPSIS:
En Bondi, la playa de moda en Australia, el cuerpo de un joven aparece mutilado una madrugada. Los detectives Tori Lustigman y Nick Manning son asignados al caso que parece estar ligado a otros incidentes similares. Casi como salido de un ritual, descubren que el asesino atrae a sus víctimas, todos de ellos gays, a través de la app de citas ‘Thrustr’, lo que pone en peligro a todos los usuarios de esta plataforma. Los investigadores deberán trabajar contrarreloj para resolver el caso antes del siguiente golpe.
Con una montaña de evidencia que sugiere que el perpetrador ha atacado en el pasado, Tori y Nick desempolvan casos viejos. La investigación los lleva a redescubrir los asesinatos de homosexuales durante los 80 y 90, también en Bondi, y que fueron resueltos como “suicidios”, desapariciones o muertes inexplicables. La mayoría de los casos estuvieron vinculados a actos homofóbicos de parte bandas juveniles. El pasado y el presente tendrán su resolución a medida que los detectives encuentran evidencia que pone el punto final al sufrimiento y desazón de muchos familiares.
CALIFICACION:
**********************

FICHA TECNICA:
Título original: Deep Water, Australia, 2016.
Título en español: Aguas profundas.
Dirección: Shawn Seet.
Duración: 55 minutos cada capítulo, cuatro partes.
Guión: Kris Wyld, Kym Goldsworthy.
Música: Antony Partos.
Fotografía: Bruce Young.
Reparto: Noah Taylor, Yael Stone, Jeremy Lindsay Taylor, Danielle Cormack, Ben Oxenbould, Dani Spieman, Craig McLachlan, Willaim McInnes, Olivia McNamara, John Brumpton, Simone Burke.
Género Serie de Tv, intriga, thriller, crimen.