25 de febrero de 2020

“Guasón - Joker”




De esas acciones que la conciencia o él, la, le, “Pepe grillo” que llevas dentro susurra y aconseja algo y una lo desoye. Creo que no pude encontrar mejor comienzo para el comentario del “Guasón – Joker” o como gusten decirle, porque la verdad me arrepiento mucho de haberla visto.

Y no porque fuera una mala historia – película y eso que me carga el guata de callo mejor conocido como Joaquín Phoenix, sino más bien porque la encontré demasiado realista, cruda, contemporánea, sórdida y la verdad pagar para estar en una sala, solo sentado, a oscuras, es auto torturarse a lo pendejo.

Lo bueno de lo malo, es que elegí el horario más temprano para verla y a pesar que al salir de la sala lo hice literalmente arrastrándome y pensando la posibilidad de lanzarme contra los vehículos, ese día corría una brisa fresca, a pesar de ser febrero y las 17 horas, lo que ayudó a encontrar el camino a casa. Y el trayecto aunque cotidiano, que de alguna manera rememoraba la cinta, logro ayudar a digerir la historia y así no tener pesadillas. 



De película.
Hace mucho tiempo que no me sucedía aquello de estar sentada a oscuras en la sala de cine y moverme cual si estuviera bailando la huaracha. Qué manera de no hallarme en postura alguna, pobres lxs que me rodeaban, porque la cantidad de veces que cambie de postura de piernas, que para allá, que mejor para acá, que cruzadas, que sobre el respaldo del asiento de adelante, que mejor estirada en el suelo, que frotarme las manos, que vuelta a estirar las piernas en el suelo para un lado, para el otro. Si eso no es estar nerviosa, pregúntenle nomas al Guasón ¿Qué lo será?

Un detalle que me confundió o será que nunca entendí ninguno de los comentarios que escuché, donde todos alababan esta cinta, semejándola tanto con nuestro estallido, casi diciendo que era la precuela de lo que en Chile sucedería. Por eso es que después podías ver en Plaza de la Dignidad tanto manifestante vestido como el Guasón o con una máscara de payaso.

Porque sin leer la sinopsis y en base a lo que decían de la película, deduje que esta historia versaba sobre una persona, que por razones desconocidas vestía como Guasón, mientras se revelaba contra el sistema. Un ser extraño, de esos que abundan en el mundo y más en Estados Unidos, que lucha contra los poderes del Estado que oprimen a los desposeídos. Convirtiéndose entonces en un héroe, que tarde o temprano nos contaría las vicisitudes que lo llevaron a ello. Y de ahí la similitud con Chile.

Porque de todos los comentarios que escuché, leí, nadie dijo que la película del Guasón, intenta hacer, con sus licencias, lo más fiel a la saga que su autor creara. Ya viéndola uno entiende que es la biografía del Guasón, previa a convertirse en el personaje malvado que intenta destruir a Batman. Y mientras tanto, muchas de las características de este Guasón, te mandan en viaje por el túnel del tiempo hasta encontrar a Travis Bickle, de Taxi Driver.

Porque no sé si se conocerán la verdadera historia de Batman donde surge el Guasón, dígase la historia de Bruce Wayne y no Bruno como lo conocemos en América Latina, el héroe que buscando venganza que lo lleve a atrapar a los asesinos de sus padres, en el camino termina defendiendo a Ciudad Gótica del mal. Y en este mal, es que surgen seres – personajes, como el Pingüino, el Guasón y tantos, tantos otros. Después de tanto leer comics y ver películas y series, terminamos entendiendo que los “malos”, son el resultado de circunstancias como las que vivió Bruce Wayne, pero en modo desposeído: quedar a merced de un orfanatorio, ser abandonado en una cloaca o crecer en el siquiátrico, con todas estas posibilidades, los ingredientes que cobijan esos corazones no tendrían que ser precisamente la de personas bondadosas, cariñosas y querendonas del mundo ¿no? Y entonces en modo oscuro, les une el deseo de la venganza por la vida que han tenido.

No sé ustedes pero al menos yo, en cada una de las versiones de superhéroes, termino más bien ligada a los antihéroes, será porque no me fio de ellos o porque mi papá siempre decía que eran recreaciones perversas de los “yanquis conchas de su madre”. Entonces más bien los aborrezco y por tal, el interés por los malos surge. No es que avale la maldad pero casualmente en los personajes diabólicos siempre hay  mayor gasto de producción para la vestimenta, maquillaje, caracterización y al final te enteras de sus razones y siempre guardan una escabrosa historia y parece que soy un poco morbosa porque me encanta ese momento.

Supongo que la versión 2019 del director Todd Phillip de “Guasón – Joker”, interpretada por el muérgano de Joaquín, lo que pretende es contar por qué se hizo malo. Y entonces uno deduce que tarde o temprano caerá en el siquiátrico, desde donde escapará con un plan maquiavélico de revancha contra nadie sabe quién, porque sin contarles el final, ni el meollo de la historia, digamos que a lo largo de esta cinta logra vengarse bastante. Pero si no quedara esta puerta abierta ¿Cómo justificamos la existencia del Guasón como enemigo de Batman?




De Guasón y Chile.
En materia de las similitudes del Guasón de Todd Phillpe realizada el año pasado y el “despertar social chileno”, está en que éste se vuelve uno de nosotros. Aunque como bien lo dice en un momento, sus intensiones no son ser el gurú de nadie, porque él es apolítico, de todas formas sabe perfectamente que los que están en el poder no hacen nada por ayudar a una mejor vida para los desposeídos. Pero no olvidéis nunca que los gringos son gringos y por suerte muy distintos a nosotros y particularmente a nuestro “estallido social” ¿Por qué? Porque nosotros por más rabia acumulada, por más daño que nos han hecho, por más injusticias, por más violaciones a los derechos humanos, por más daños oculares, no hemos matado a nadie. Y el Guasón de Phoenix, da rienda suelta a su venganza convirtiéndose en un ídolo de masas, asesinando. Vi la película y sé cómo se dieron los hechos para que esos tres hombres terminaran asesinados en manos del Guasón, también sé que el que le dio el arma al Guasón, tenía oscuras intensiones, también vi como el propio Guasón dijo que a una persona con desordenes mentales no es aconsejable pasarle un arma. Todo eso lo sé, pero como la película en términos de historia, me desagrado tanto, al menos logro resguardar las pulsaciones agitadas, sabiendo que “nuestro despertar”, no ha sido a costa de pacos muertos, menos heridos. Porque los que nos permiten marchar, la Primera Línea, lucha con piedras, agilidad, protegiéndose con los escudos de PareMan o las brigadas de primeros auxilios. Y sonaré ridícula pero siento un gran alivio que en realidad no exista un vinculo entre la película y nuestra realidad actual, porque nosotros no hemos asesinado a nadie y eso, léanme es un plus. A menos que decidiéramos que la única manera de derrotar al neoliberalismo, es mediante las armas y entonces venga la guerrilla y todo eso, mientras tanto, nosotros luchamos con lo que tenemos que no es nada y es todo a la vez.

De venganza y Guasón.
Como comenté más arriba, el mello del asunto en las historias de superhéroes como Batman, el Hombre Araña, entre otros, es cumplir una venganza que les machaca tanto la existencia, hasta el límite de impedirles ser feliz. En los intentos por lograrla y a raíz de ser picado por una araña o poseer mucho dinero, crean una identidad con apariencia “particular”, con la que se ayudarán para vencer al mal y de paso atrapar a los destinatarios de su revancha. Como sucede en esta película con este Guasón.

Pero el tema, motivo, razón, asunto, no menor que me siguió a lo largo de toda la película fue ¿Quién ganó realmente el Oscar? El flaco hasta los huesos que interpreta al Guasón o el carnudo de Joaquín Phenix. Porque el segundo, déjenme contarles que desde mi opinión personal, es imposible que sea él porque es pésimo actor. Lo digo con la fe de las más cintas que hubiera querido ver de él, lo que me hace tildarlo de Joaquín el Muermo Phoenix. Este muermo, egocéntrico, que además se jura mega guapo y sexy, es un adoquín de pesadez. No solo por el carácter que se gasta y por el cual pidió disculpas en el Oscar, sino porque como no es actor de escuela y a diferencia de su hermano, el inolvidable River Phoenix, que además de gracia tenía estrella, éste en vez de actuar, pesa. Pesa ante los ojos del espectador, intentando aguantar sus roles de malo, tarado, detective, sexy (jajajaj), hijo del Rey, ambicioso, sin alcanzar, a mi parecer, lo fundamental ¿Qué? La credibilidad en la que sientes que el actor no es tal si no que otro cualquiera, común y corriente que calzan de tu mismo número.

Entonces surge la incógnita sobre quién es aquel actor flaco hasta mostrar los huesos sin necesidad de radiografía, adicto heavy al cigarro, con una destreza física impresionante, capaz de mover desde la boca, ojos, pasando por brazos, piernas. Una persona que realmente logra trasmitir tristeza, aquella que al aflorar surge como un llanto un tanto particular. Ese hombre que carga todos los días con sus rarezas, tics, taras. Aquel personaje que al poco andar quisieras ponerle el hombro para que llore. Este Guasón extremadamente sensible, que baila al son del Taichi, las canciones románticas de los años 50. Un ser extremadamente suave, callado, que atesora en su cabeza anhelos y sueños por cumplir, como ser comediante, salir en el programa de Murray, el conductor de Tv, al cual miran cada noche, a la vuelta del trabajo, en compañía de su madre. Aunque esta misma le pregunta cómo es que quiere ser comediante, si no es divertido. Este hombre sufre una enfermedad, de la cual desconocemos el diagnostico, pero por la que debe visitar una vez a la semana a una mujer, a quien le cuenta su monótona existencia y en pago, recibe la receta con la que podrá comprar los remedios que le permiten funcionar. Esos sueños atesorados, el espectador no sabrá a ciencia cierta si los llevará a cabo, o solo serán ensoñaciones o bien el resultado de las siete pastillas que debe tomar cada día.


Entonces me sucede que no puedo encajar o encarnar a este hombre que personifica al Guasón, con el muermo de Joaquín Phoenix. Digo yo, ya que anda pidiendo disculpas, por qué además de dejar de beber, no hace lo mismo con la comida y se conforma con el cigarro, quizás así la gracia liviana al danzar Taichí se apiadan de él y en la más “exorcismo” apropiándose de su ser y cuerpo, logran transformarlo en otro más liviano. A mi ver, Joaquín Phoenix, no debió seguir los pasos de su maravilloso hermano, River. Porque el muermo lanza el peso de sus pésimas actuaciones al espectador, mientras River, cual su nombre lo dice, fluye como agua en cada interpretación, como en las que más me marcó: “Costa mosquito”, qué decir su última cinta antes de morir: “Mi mundo privado”, “Cuenta conmigo”, “Dogfight”, etc. Creo que así como a River el nombre le hace el favor de identificarlo, Joaquín debería cambiar el suyo por Piedra y a lo mejor, algo podría comenzar a cambiar.

Eso nomás!!!

15 de junio de 2019

Bohemian Rhapsody.

Hace tiempo atrás, cuando estaba en súper mega boga, el estreno en cines de la ciudad, "Bohemian Rhapsody", fui invitada por V, L y H, para verla. En nuestro calendarizado encuentro mensual de cine.

Reconozco que tenía mis peros, ya sabrán que deberían decirme "Pero, Colomba,  pero", fundamentalmente porque pensaba ¿qué tanto alboroto por el documental? Que atrasados están si el docu biográfico de Freddy Mercury, es más viejo que su muerte. Pero el asunto, es que la equivocada era yo, porque lo que se estrenaba no era el documental que vi, sino que la película ficción de la vida, obra y cantos de Queen y por tanto, de Freddy Mercury.


Ahí cambió la cosa y bueno, como era invitación e intentado aparentar modosidad y educación, chitón la boca y dejarse llevar era la opción. Receta que últimamente me funciona más que bien, porque en los paseos mensuales con L, V y H, he visto puras películas interesantes y buenas. 

El segundo plus, es que me sabía más que bastante la biografía de la banda y qué decir la vida privada y publica de Freddy Mercury, lo que garantizaba que no lloraría cuando se acercara el fin, aquel en el que todos saben que Mercury estira la pata "Ohhhh ¿había alguien que no lo sabía? Si me leyó cagó porque ya lo conté jajaja.

Y bueno, para quien conocía la historia, por un instante pensé y ¿qué traerá de nuevo? Pues bastó que abrieran las puertas de la sala e hiciéramos ingreso, para que la respuesta me cacheteara ambas mejillas.......... la banda sonora. Es que estas películas deberían darla en espacios abiertos, enormes, con sillas en los rincones, para poder bailar a placer. En mi caso, las piernitas y patitas, bailaron hacia el cielo a más no poder, con algunas complicidades de brazos y manitas. Es que los Queen son soberbios y me quedo corta. Claro, son soberbios para una generación, la de ellos que son bien mayores, la mía y nuestra que va de los 30 a los 60 y la de los que jóvenes le han conocido. Porque como percateme de tanto zangolotear a oscuras, el revoltijo lo traíamos V y yo nada más, porque el publico que nos acompañaba en la sala, que en su mayoría eran jóvenes, no se les movía ni la chasquilla. Y no me salgan con que no gustan de bailar y estaban haciendo una introspección musical de letra y sonidos..... somos distintos, obvio que yo soy mejor.


Cosa sucede que la pasé chancho, cerdo, fantástico, increíble. Hubo parajes de la vida de Freddy, que decidieron al fin, contarlos con pelos y señas o al menos con todas las letras como tiene que ser, porque más clósetpor abrir, que los pongan en sus casas. Ele que no sepa que Freddy era gay y que lamentablemente murió de SIDA, es una persona que vive en la baba o en un clóset que no tiene puerta y quizás tampoco espejo . En el  documental que tiempo atrás viera, hablaban del amor de Mercury por esta mujer, que supuestamente le dio un hijo, la alegría del cantante, pues no, nada de eso sale en esta movie, que como leí está completamente auspiciada, producida y encargada por los músicos de Queen, integrantes y amigos de Freddy. Así más real y clarito, echarle agüita.

En mi manía por encontrar lo bueno y lo más o menos, no seré tan malvada de tildarlo de malo, porque no lo hubo. La historia es buena, la trama apasionante, la música y los temas me dejaron cansada de tanto bailar sentada. Lo único es que el actor elegido para interpretar a Mercury, pues digamos que más bien podría haber postulado para el rol de Topo Gigio, ya que esos dientes de conejo que se gastaba, Freddy no los tenía. O sea está bien, era dientón, pero no en ese nivel de exageración. De hecho y siendo honesta creo que al actor lo eligieron, porque sabía cantar, porque quizás bailaba, porque era fans del vocalista de Queen, quizás pagó para interpretarlo, porque además de exagerar en el implante dental, era un tapón de alberca, chaparro, chico, enano, si pensamos en el verdadero. El real, de carne y hueso y que ya no está entre nosotros, era aaallltooo, tenía más piernas que talle, un trasero importante y para el mundo gay un paquete mucho más interesante. El actor digamos, solo cumplió con el paquete jajaja.



Además Mercury, era muy masculino cuando quería serlo y de pronto se afemenizaba, pero el interprete de la película es una mujer todo el rato, demasiado quiebre de muñeca, demasiado deseo que no quede nadie con la duda. De hecho, las escenas primeras de la historia, cuando  está de novio con esta chica tan mona, parecen dos buenas amigas, como que por más que los muestran con poca ropa, saliendo de la cama, semejan más bien dos hermanas saliendo recientemente del arenero donde jugaron y jugaron.

En materia de los músicos, amigos e integrantes de la banda, ahí sí que hubo trabajo de casting, porque son realmente IDÉNTICOS. Porque obviamente cuando salí de la película busqué fotos y tal cual. Bien guapos en todo caso ¿eh? Reales y de carne huesuda y en versión actores, me quedo con los tres sin dudarlo un segundo. Un buen trío que podríamos hacer mmmm. Guapos, ingleses a la vena y sin embargo, guapísimos.

Lo bueno, es que pese a que nos tocaron en la sala, puros jóvenes fumigados que no tarareaban, menos bailaban con las piernas y brazos, esta es una película para ser vista por todas las generaciones curiosas del mundo. Para los fanáticos por supuesto, para los curiosos, para los fumigados, para las generaciones mayores adultas, adultas mayores, como fue el caso sin sacar el carné de L y H, que iban dateadas por el hijo de L y dijeron que les había gustado mucho. Puedo dar fe por H, que estaba sentada a mi lado y se reía a carcajadas y más de una vez me dijo que por qué no me paraba a bailar. Después consulté con L, qué le había parecido y dijo que le gustó mucho y eso que lo suyo son las películas de guerra.


Y sin buscarla quedamos como las más cool, ya que en conversaciones de pasillo, telefónicas, familiares, no falta el momento en que Queen sale a pasear y las cuatro, desde todos los frentes que estemos abarcando, podemos contar que la vimos y nos gustó.
Es decir totalmente recomendada!!

SINOPSIS:
Bohemian Rhapsody' es una celebración del grupo Queen, de su música y de su extraordinario cantante Freddie Mercury, que desafió estereotipos e hizo añicos tradiciones para convertirse en uno de los showmans más queridos del mundo. La película plasma el meteórico ascenso de la banda al olimpo de la música a través de sus icónicas canciones y su revolucionario sonido, su crisis cuando el estilo de vida de Mercury estuvo fuera de control, y su triunfal reunión en la víspera del Live Aid, en la que Mercury, mientras sufría una enfermedad que amenazaba su vida, lidera a la banda en uno de los conciertos de rock más grandes de la historia. Refleja asimismo cómo se cimentó el legado de una banda que siempre se pareció más a una familia, y que continúa inspirando a propios y extraños, soñadores y amantes de la música hasta nuestros días. 

CALIFICACIÓN:
*********************

FICHA TÉCNICA:
Título original: Bohemian Rhapsody, Reino Unido, 2018.
Dirección: Bryan Singer.
Guión: Anthony McCarten, basado en la historia de Anthony McCarten, Peter Morgan.
Duración: 134 minutos.
Género:  Drama.
Música: Jonh Ottman, canciones de Queen.
Fotografía: Newton Thomas Sigel.
Reparto: , , , , , ,, , , , ,, , , ,, , , 


25 de mayo de 2019

Ethel y Ernest.

Una hermosa película de animación, me recomendó mi sisterna Manucita, para ver en la señal de cable, Max y la verdad no se equivocó. Porque además de hermosa, estéticamente hablando, a través de ETHEL & ERNEST, recorremos la historia de Inglaterra desde 1928 hasta 1971 en que la pareja fallece.

La historia está basada en el libro animación, dibujado por Raymond Briggs, hijo de Ethel y Ernest. Quien nos explica al inicio de la película, que si bien sus padres eran una pareja común y corriente, sin ninguna historia de vida sobresaliente, él quiso contarla. Y es a través de ellos que vamos adentrándonos en la clase media arribada londinense. El señor Ernest se dedicaba a repartidor de leche, mientras Ethel, que fue empleada domestica al contraer nupcias trabajará solamente en el hogar. Con los años llegará Raymond, el único hijo de ambos.


Una interesante forma de aprender sobre la historia, de los 43 años de vida de los Briggs. Increíble la animación de la cinta. Los detalles tan realistas y perfectos de la ciudad, la vestimenta, las casas, los autos, caminos, el campo, la guerra, los bombardeos, la expresión de los personajes en cada una de las situaciones. Realmente inolvidable y buenísima.


No se la pierda, totalmente recomendada!!

SINOPSIS:
Esta película de animación dibujada a mano, basada en la premiada novela gráfica de Raymond Briggs, es una representación íntima y cariñosa de la vida y los tiempos de sus padres, dos londinenses de a pie que viven a través de eventos extraordinarios. 

CALIFICACION:
************************

FICHA TECNICA:
Título original: Ethel & Ernest, Reino Unido, 2017.
Dirección: Roger Mainwood.
Género: Animación.
Duración: 80 minutos.
Creador animaciones: Raymond Briggs.

9 de mayo de 2019

Promoción fantasma.


Hace unas semanas atrás, navegando por los canales del cable llegué hasta Antena 3 donde trasmitían "Promoción fantasma", vi dos escenas y me tincó, era obvio que se trataba de una cinta de adolescentes, españoles y sus aventuras, además que estaban en un colegio. Digamos los elementos base de las cintas que me gustan. Entonces lo grabé.

Lo vi a la mañana siguiente y la pasé genial, era la cinta del domingo que no pintaba en lo absoluto como fome y estaba extasiada viéndola cuando de pronto, plop, se terminó la grabación pero no la historia. Entonces fue momento de agradecer a la modernidad por existir y que yo más o menos, más menos que más, supiera manejar la situación, para buscar la cinta en youtube, cruzar los dedos (hacer chonguitos) para que estuviera entera la cinta y poder ver el resto.


Así que fue lo que se dice una cinta inolvidable, tanto por la historia en sí misma, como porque pasé por mis propias experiencias adrenalinicas para poder llegar hasta el final.

De la historia, pues les puedo contar sin llegar al final, que PROMOCIÓN FANTASMA, es la historia de cinco chicos que han quedado pegados en su escuela, porque el día de la graduación fueron castigados, enviados al ático y esa noche ese lugar se incendió y ellos murieron. Pero como han quedado gravitando entre aquí y allá, pululan como fantasmas haciendo maldades en esa escuela. Así han transcurrido veinte años, hasta que un día llega a esa escuela, Modesto, un profesor de literatura que ha cambiado de escuelas, tanto como de calcetines, ya que tiene el don o la desgracia de ver muertos. Obviamente que él será el puente entre los fantasmas y las deudas o temas pendientes, por los que han quedado atrapados sin poder morir como se debe.


Para ello, Modesto tendrá que escudriñar cuáles fueron los motivos y qué hay que hacer, asistirá a su siquiatra intentando encontrar ayuda para sí y para los chicos, además que se ha enamorado de la directora del establecimiento escolar, que le ha pedido la ayude para que no le cierren el lugar, ya que los fantasmas han hecho ya tanto escándalo, que las matrículas han bajado y los que permanecen no lo harán por mucho tiempo  ya que están aterrados.

Aventuras van y vienen y entre medio la nostalgia constante de hace 20 años que son los finales de los 90 y sus músicas, sus detalles, lo que no había en materias tecnológicas y cómo irán por mientras logran morirse, adaptándose a los cambios y los vivos a los suyos.


Muy entretenida, hay que destacar la actuación de Modesto, que es Raúl Arévalo, que es un actor español muy curioso porque es como guapo, pero con un aire huracanado a gay, que da lo mismo pero yo soy heterosexual, como que me gusta y no me gusta, pero me encanta, porque es tan tierno y simpático y cuando hace de malo, no hay quien le gane. 
Totalmente recomendada!!!


SINOPSIS:
Modesto es un profesor que a veces ve muertos, lo cual no solo le ha costado una fortuna en psiquiatras, sino el despido de todos los colegios donde ha trabajado. Su suerte cambia cuando consigue plaza en Monforte y tiene que dar clase a cinco alumnos que han convertido un colegio de prestigio en la casa de los horrores. Modesto tiene que lograr que los cinco chicos aprueben el último curso y se larguen de allí de una vez por todas. Pero no lo va a tener fácil: los cinco llevan veinte años muertos. 

CALIFICACIÓN:
************************

FICHA TÉCNICA:
Título original: Promoción fantasma, 2012, España.
Dirección: Javier Ruiz Caldera.
Guión Cristóbal Garrido y Adolfo Valor.
Música: Javier Rodero.
Género: Comedia fantasmas.
Fotografía: Arnau Valls Colomer.
Reparto: Raúl Arévalo, Alexandra Jiménez, Carlos Areces, Andrea Duro, Jaime Olías, Alex Maruny, Anna Castillo, Javier Bódalo, Aura Garrido, Joaquín Reyes, Silvia Abril, Luis Varela, Elena Irureta, Christian Mulas.

10 de enero de 2019

Isle of Dog.


Recuerdo el día que vi el afiche en la calle de “Isla de Perros”. Pensé que se trataba de una cinta de monos animados, donde los protagonistas eran esos cuatro patas, que tanto amo. Obviamente con esa idea – imagen, en la mente, invité para un día no muy lejano, que fuéremos a verla a mi sisterna Manucita.
Entonces ella que es toda una matea, matada y aplicada, descubrió que no se trataba simplemente de una película de perros, sino que además, era la última producción cinematográfica, de su amado,  Wes Anderson.
En lo personal, no negaré que me emocionó pensar que Anderson, hiciera una cinta así, inmediatamente aludí que es porque ama a los perrucos como nosotras. Pero la verdad, lo que a mi  más me interesaba, es que la película fuera de monos perrunos, animados, movibles, muchos, peludos, hermosos, tiernos, pues para ser clara, que no hubiera humanos a la vista, más que en calidad de espectadores. También ensoñé que fuera como la que años atrás, cuando era niña, la llevó mi hermano Antonio y no me sumaron. Entonces cuando ella me contó de qué iba la historia, quedé atrapada en un espacio nebuloso, donde platonicé, ensoñé y amé aquello que no vi.
En el caso La isla de Perros, la historia es así. Hubo tiempo en el que en un país de personas con ojos achinados, que puede ser Corea norte y sur, China, Japón y ahí  me cultivarán sobre cuáles otros, los perros eran lo que son, los mejores amigos de sus dueños. Fueran estos dueños unos niños, personas mayores, de mediana edad. Era evidente que la convivencia junto a los perrucos, ayudaba a paliar la soledad de los que estaban de a uno, a compartir momentos maravillosos en masa o de a dos, simplemente hacer algo bueno en la vida como recoger y no comprar, un perrito de la calle, darle hogar, comida, casa y amor. Entonces las personas se volvían alegres, miraban hacia la copa de los árboles, estaban más atentos a todo….. y fue así que un Presidente  o dueño de país, vio esta situación y alertado por el peligro que los oji rasgados tomaran decisiones por sí solos, decidió extraer el cáncer, en este caso no marxista sino que canista y exiliarlos, excomulgarlos, enviarlos lejos, muuuy lejos de casa, a un lugar desconocido, que después se supo era La isla de Perros.

Cualquier similitud con la realidad, espere un momento que recién estamos comenzando el comentario sobre la película. El asunto es que con la racia de perritos de ese lugar, las personas transformaronse en seres sin color, alma. Vivían para trabajar. Ir de la casa al trabajo y vice versa. El más contento con estos resultados, era el dueño del país o Presidente, ya que como todo dueño, introducía la mano en los cofres del Estado y después la escondía en su billetera. Para los medios de comunicación y cuanta historia se contara de este país, solo había palabras de elogios, parabienes, por transformarse en una potencia económica, casi que jaguares o cosa parecida. Que no era raro porque el odio parido, no era a por los maquina monótona humanos, sino a por los perros, porquie el dueño del país – Presidente, amaba a los gatos (qué culpa tienen ellos poh).
Y bueno, para que la trama transcurriera, tiene que haber un emancipador o emancipadora. Como es gringa de Estados Unidos, había para todes. La emancipación era con equidad de género y hubo primero un chico, de nombre Atari, que siendo huérfano, fue adoptado por el dueño del mundo, le puso a un perro sirviente para que lo cuidara, entre ellos nació la amistad más certera. Y cuando el dueño de país – Presidente, decidió limpiar de dog el lugar, el de su adoptado, no fue la excepción. Pero Atari, quedó con algo más que con cuello y decidió que él encontraría a su perro. Así es como llega hasta la Isla de Perros y conoce a la cantidad, miles, de miles, de más que miles de perros, en la más “Los niños del Brasil”, que viviendo dejados de todo Dios y ley, han sobrevivido como bien han podido y hay los malos y rudos, los buenos y dóciles que son esclavos de los malos, los que  nadie sabe que existen, los Underground y les enigmátiques.
Atari, con su obsesión de encontrar a su perro, tendrá que hacer migas y coalición con todos los perros de la isla, después pasaremos a la amistad, porque ¿Quién puede resistirse a un chucho? Y bueno, mil aventuras recorrerán.

Pues bien, en Isla de Perros, iba todo bien hasta que su director, decidió usarla para enviarnos un mensaje. Un mensaje que quizás pensó descubría el hilo verde y no nos habíamos enterado y como es gringo de Estados Unidos, no resistió quedarse callado y para que todos lo supiéramos creo esta película.

En esa parte, en que el director Anderson, decide iluminarnos con su verdad, comencé a entriparme de cabeza hasta la punta del dedo ¿Por qué? Porque lueguito, luego, me di cuenta para dónde iba el discurso. Y es que ustedes perdonarán, pero si hay algo que no tolero, es que los gringos de mierda o yanquis de mierda, gringos y yanquis nacidos y criados en Estados Unidos o USA, vengan a decir misa. Primero mírense, después vuelvan agudizar la vista hacia el Presidente que se gastan y si están observando, hagan un recorrido por la historia de América Latina desde la actualidad hacia el siglo XX y descubrirán aquella costumbre de su país de mierda por no dejar pensar y vivir a cada quién, desde su cada cual. Imponiendo lo que debemos comemos, mirar, ver, ser.
Odio con todo mi corazón a estos gringos de mierda. Y fue tanto que por unos segundos, que se transformaron en minutos, ese odio nubló mi momento cinematográfico. Tuve que hacer todo un trabajo de purificación, peos incluidos, para volver a concentrarme nada más que en ver la película. Llenarme de ella, de la parte en que los perritos son perros hermosos, alejados lo más posible de los humanos, simple y totalmente perritos, mullidos, peludos, lindos, negros, blancos, tuertos, pancos, mancos, la enterneción era tal, que olvidaba el odio y me dejaba llevar.

Y es que el pelotudo de Wes Anderson, a través de Isla de Perros, cuenta su gran descubrimiento que es que el mundo sería mucho mejor, si los humanos no fueran tan humanos y en su calidad de tales, no pretender que uno solo, mande a todo el resto, como si aquel resto fuéramos una bola de zombis que deben ser guiados por “la voz”. Quiero decirte Wes, que sería bueno que leyeras la prensa, unos cuantos libros y te instruyeras sobre un tal Presidente de tu país, llamado Trump, que calza con el patrón de tu mensaje.



Entonces, haciéndose de la vista gorda o ciega, negando o pasando de lado al gigantesco de Donald, Anderson, prefiere hablarnos de totalitarismos (según él), pero en versión roja. Y entonces vamos hablando mal y generalizando al 1000% en materias de malísimo, totalitarista, mandones, opresores, que en oda al enceguecimiento de la nación, según Wes, habitan los países de los ojitos rasgados. Onda ponte tu que si tienes un poco de cultura, sabrás identificar a un tal Mao, a un otro tal Stalin.

Pero bueno, intentando hacer caso omiso y miren que cuesta, a estos detallitos, hay que decir que la película, Isla de Perros, es una poesía en movimiento. Más que nada porque la elección de los tipos, sin y con razas, de perros, son tan asertivas que dan ganas de haber viajado con Atari y llevarse, salvar, quedarse, con unos cuantos cientos de muchos perritos.

Como toda película de esta índole, suma su buena dósis de acción, amor, enternesiones en cuatro patas. No me gusta la idea de desprestigiar a los gatos, eso se los aclaro desde ya. Pero en versión perruna, no negaré que mi sisterna and shyo, lloramos como magdalenas, porque todo lo que sea gatos y/o perros, nos estremece por dentro y fuera. Por supuesto que uno puede agarrar partido por algunos perros más que otros, aquello de la debilidad, a mi me gustaron todos. Sobre todo el protagonista, que si yo fuera perrita, creo que me quedó con él a ojos cerrados. Hay que decir que Wes es de nuestra generación, dígase que actualmente está acercándose a los 50, porque chifló con La dama y el Vagabundo, qué decir con los 101 Dalmatas. Es un doglver aunque también sea pelotudo. Algo lo salva.
Y lo de “La dama y el vagabundo” lo digo porque cuando la vean, entenderán mejor. Habrá romance, aventura, acción, romance, aventura, amistad, y por supuesto la reivindicación de la clase obrera, proletaria, sufrida totalmente. Y un vagabundo, greñudo, mal humorado, se enamorará de una más que fifi damita, de una bailaora de circos, la reina de las piruetas y juntos serán dinamita. Y no puedo dejar de pensar que podríamos ser Diego y sho. Sho y Diego, perro peludo y la bailaora circense. Los amo, tanto, tanto que mientras logro llenar la casa de ellos, sumo todas las fotos de la película para admirarlas, aullar y suspirar.
En materias de ficha técnica, les puedo contar que es una cinta de animación aventura, apta para espectadores de siete años en adelante, la cinta tiene una duración de 101 minutos (¿O será un homenaje a los 101 Dalmatas? jajaja). Es un estreno lo que se dice recién salido del horno, facturada el año 2018. Su director es Wes Anderson, y las voces de los perrucos están sonorizadas por actores de gringolandia como Scarlett Johansson, Tilda Swinton, Bryan Cranston, Edward Norton, Jeff Goldblum, Liev Schreiber. Fue hecha en USA que abusa. Y pese a todos los peros y exabruptos, la historia, el film, todo, todo, es una monada de esas que después de verlas, cuesta mucho olvidarlas. 



De Wes Anderson films.
A pesar de ser gringo y pelotudo, hay que reconocer que ha hecho grandes cintas, es por eso que más allá de los peros que nos separan y para que ustedes le ubiquen, aquí les va un listado de sus cintas todas.
De atrás hacia delante: Rushmore (1998); The Royal Tenenbaums (2001); La Vida Acuática con Steve Zissou (2004); Viaje a Darjeeling (2007); Fantastic Mr. Fox (2009); Moonrise Kingdom (2012); The Grand Budapest Hotel (2014) e  Isle of Dogs (2018).
No olvidaré que fue Anderson, junto a Sophia Coppola, quienes devolvieron al mundo del cine, a la fama y por tanto hasta mi (jajaja), a mi amado e idolatrado Bill Murray

SINOPSIS:
Después de que todas las mascotas caninas de Megasaki City sean exiliadas a una isla que es un vertedero, un niño de 12 años emprende un viaje para buscar a su perro extraviado. 

CALIFICACION:

******************************

FICHA TECNICA:

Título original: Isle of Dogs, 2018, Estados Unidos.
Título en español: Isla de los perros.
Duración: 110 minutos.
Dirección y Guión: Wes Anderson (Historia: Wes Anderson, Roman Coppola, Kunichi Nomura, Jason Schwartzman).
Música: Alexandre Desplat
Fotografía: Animation, Tristan.
Género: Animación. Fantástico. Comedia. Aventuras | Stop Motion. Perros/Lobos. Distopía

17 de diciembre de 2018

Lanester.

En la nebulosa cinematográfica, tengo el recuerdo que hace uno o dos años atrás, vi un capítulo suelto de la serie policial "LANESTER", que ahora llega a mis manos, seguramente por el éxito obtenido, en formato película.

Los ingredientes son los mismos, igual elenco, a la cabeza del escuadrón policial francés, Erick Lanester, un gruñón y solitario Comandante, pero fiel con su equipo, que ha dado qué hablar, ya que resuelve todos los casos que caen en sus manos.

En esta ocasión, el caso por resolver atañe directamente con recortes del pasado del Comandante, que no se ha atrevido a tocar jamás y en donde el inconsciente obligándolo hacerlo, le traspica el camino dejándolo ciego.

Necio como mula que es y por otro lado, con una vida saliendo solo adelante, Lanester, intenta dignamente, dar la pelea a esta ceguera que llegó sorpresivamente a su vida, intentando matarle lo que queda de latencia, como lo es el ser pausado de sus labores policiales. Entonces continua la investigación del caso, del asesino en serie, ya que de tres muertos en más es que se le considera "serial", en forma paralela a la policía francesa y en solitario, aunque al poco andar conocerá una taxista que le hará de chófer, auxiliar, segundo brazo.



La película está tan bien hecha, como aquel capítulo, que fortuitamente vi hace tiempo, sólo que el único pero, que tienen la cinta, es que no sé si será los años viendo estas series, películas, equis, descubrí de tincada ¿quién era el asesino? A los diez minutos de iniciada la trama. Y eso, para mí, es un elemento que habla de no tanta calidad. Uno como espectador, no puede ser más astuto que el guionista poh, la gracia está en intentar atrapar al asesino pero que la historia haga de copiloto con uno, sorprendiéndote ¿qué no?

De las actuaciones, todas maravillosas, estos franceses son sublimes hasta para hacer caca (jajajaja) y eso que no me caen tan bien, porque a veces suelen ser bien fachos.
Si le tinca verla, están dándola en la señal por cable Europa - europa y si tiene Eurochanel, pues está de suerte porque ahí dan la serie.
Recomendada!!!

SINOPSIS:
En el corazón de París, el crimen y la violencia se están extendiendo. En esta ocasión el Comandante Erick Lanester, se ve enfrentado a un caso que además de policial lo acercará a temas personales y familiares, pero se las arreglará para resolver el caso, con ayuda de su excelente equipo, además de una particular mujer que maneja un taxi. 

Este drama criminal, un elemento básico del género, detalla los esfuerzos incansables del más dedicado escuadrón de oficiales y policías parisinos, y su líder, Eric Lanester. Lanester no sólo explora los casos complejos y turbulentos que mantienen a policías trabajando sin cesar, sino que también profundiza en la exploración de las relaciones, la psicología y los traumas personales del líder del equipo.

CALIFICACION:
********************

FICHA TECNICA:
Título original: Lanester, Francia, 2016.
Dirección: Franck Mancuso.
Género: Drama.
Reparto: Richard Berry, Emma de Caunes, Hippolyte Girardot.