25 de julio de 2017

Louis Malle, la rebelle.


Nada de nada sé de Louis Malle y quizás por eso mismo quise ver LOUIS MALLE, LE REBELLE, para aprender. Aprender y entender sobre su cine y saber quién es este personaje, del cual dicen tan "polémico", aunque esos comentarios vengan del siglo XX, que suena a estas alturas, añejoso. 

Y mucho que aprendí, que rememoré. 
De esas cosas raras que ocurren, de sus cintas solamente le he visto "Pretty Baby", que es una de las que realizó en Estados Unidos y cuando la vi, que fue aquí en Chile, digamos que me gustó, la encontré fuertona, pero me gustó mucho, más que nada y aunque nunca fue mi fuerte, la estética, las vestimentas, esa falsa pulcritud de un prostíbulo y esta niña hermosa metida entre medio, el tema sutil de la pedofilia o como es prostitución no importa, no hace mal a nadie. Algo supe de "Atrantic City" porque mi padre fue a verla y habló mucho de ella. Mi sisterna Manucita fue a ver "Au revoir les enfantes". En realidad no he visto nada de Malle y sin embargo siempre me he sentido cercana. Esas cosas absurdas, supongo que será de tanto haber visto afiches de sus cintas, de haber escuchado a otros hablar de su cine, de sus historias.



Y ahora con este documental y que además es un documental tan hermoso, tan intimo, tan personal, sale tanto él hablando de si, de sus pros y contras, su depresión que lo ha perseguido toda la vida y los cuestionamientos existenciales que repasaba de cinta en cinta, en pleno rodaje y que en un momento dado, lo llevó a dejarlo todo y viajar a la India. 

Dejarlo todo, el cine, lo que hasta ahora había logrado, que más bien fueron puros escandalos porque el mundo era más pacato y seudo conservador que ahora y tildaron de sus cintas como "Les Amants" de porno, inmoral porque una mujer que deja a su hija y marido para irse con otro, eso solo puede ser porque es una mujerzuela, una inmoral, sucia, traidora. Entonces fue censurado en todos los países que se vanagloriaban de tener catolicismo en sus esquinas, en otros la parte de la hija abandonada la sacaron de cuajo de la historia. 

Desastre. Depresión segura de Malle y aunque repunta vorazmente con "El ladrón de Paris", el existencialismo se lo come y decide dejarlo todo y huir a la India.

Al volver mayo del ´68 lo estará esperando burbujeante, vendrán otras películas una más controversial que la otra, las puertas a veces se abrirá, otras muchas se cerrarán. "El soplo al corazón", que la hace dedicada a su madre, que es una película también polémica para la cualquier época pero que la encontré hermosa, como el amor, loco y enorme amor de un hijo por su madre, tanto así que en la historia, ellos hacen el amor. 

Seguramente para muchos una blasfemia, pero la verdad cuando el amor es sincero qué tanto. La encontré realmente poética, hermosa, delicada, nada de morbo, porque era un amor, un amor inocente de dos personas que simplemente se amaban.


Y sin evitar tocar lo profano y vulgar, no puedo dejar de señalar, que Louis Malle, es un hombre guapísimo, con un rostro humano, sensible, hermoso, agradable a la vista. Me hubiera encantado conocerlo.

Lo que me dejó más plop, fue saber que de pronto decidió dejar la producción cinematográfica y retirarse, no cuando estaba mega viejo, solamente cuando él sintió que ya no podía más, que no quería más estar rodeado de ese mundo y lo encontré tan sabio, tan grande, tan admirable. Realmente amé este documental.
Totalmente recomendado!!!


SINOPSIS:
Este trabajo documental viaja por el alma de Louis Malle. A través de cartas escritas por él, entrevistas y pensamientos con voz en off, el espectador va adentrándose en la vida de este hombre, sus pensamientos más secretos, sentimientos, inseguridades. El gran amor por su madre y los guiones transformados en películas que marcan lo que llamaremos la primera etapa de su vida cinematográfica, para dar paso después a un cese y realización de documentales como el que hiciera en sus pininos como cineasta, de la mano de Jacques Costeauu. Al regreso lo sorprende una sociedad francesa enfervecida en mayo del ´68 y él con ellos. Se une como nunca a los cineastas de su época, luchan juntos para alcanzar objetivos. Un tiempo de realizaciones en Estados Unidos, para después regresar a Francia y tras un tiempo, retirarse a su casa, a sus pensamientos, ideas, una vida tranquila. 

CALIFICACION:
************************

FICHA TECNICA:
Título original: Louis Malle, la rebelle, 2015, Francia.
Dirección, guión, montaje: Pier- Henri Gibert.
Música original: Arnaud Guillemant.
Género: Documental.
Duración: 60 minutos

18 de julio de 2017

Dans la maison.



Hubo una época en el que existían los cines de barrio y generalmente había uno cerca de donde uno vivía. En mi caso, tuve el placer de disfrutar hasta que ya no se pudo más del Pedro de Valdivia y del Tobalaba. De hecho en éste último, gocé hasta que lo cerraron de entretenidos ciclos de cine italiano, de todas las épocas existentes. Otro poco de francés, otro de polaco, ruso. Y era tan entretenido salir un sábado o escaparse en la semana a ver una o dos películas. Existía esa magia, que no encontramos en los cines en cadena, a los que también voy, pero seguramente carecen de aquello inexplicable y que sin embargo está, late y se siente en la punta de la lengua, que se llama "sobriedad". 



En Guadalajara, Jalisco, México, donde me crié también existían los cines de barrio. De hecho cerca de casa había uno al que íbamos con mis papás duro y parejo. Y tenían al igual que los de Santiago, esa sobriedad que no permite el exceso de luces flourecentes por los pasillos, un solo baño para mujeres y otro para hombres, que a veces genera atochamiento, sólo que en los de México vendían golosinas pero tipo "lenguas de gato", chocolates, galletas dulces, jamás cabritas (pop corn) porque eso remitía en un dos por tres, a los otros cines. Tampoco había agua, bebidas envasadas.

Y todo este bla, bla, es porque en Santiago particularmente, ya no quedan tantos cines de barrio o al menos salas de proyección cinematográfica, que no sean enormes, que continúen con el rito a la sobriedad en cuanto a todo lo antes mencionado. En términos estrictos contamos con una mano al Biografo, al Cine Arte Alameda, al Normandie, la Cineteca, Museo de la Memoria, Matucana 100 y creo que estaríamos dejando la contadera.



El asunto es que el otro día, tenía un hambre de ir al cine, de ver películas, ojalá de buena calidad y por tal, no meterme en un Mall, no en un cine en cadena. Entonces me acordé de El Biografo y fue "grito y alegría", porque al igual que en mis viejos tiempos del Tobalaba, pero sin el ítems que vaya a cerrar, están dedicados a dar lo más selecto, sano, nutritivo, lindo, espectacular, del cine europeo. En esencia francés. De hecho en los cuatro horarios que tienen: 15:30 - 17:15 - 19:30 y 21:15, están dando dos películas francesas, la que fui a ver DANS LA MAISON y  otra que de verla, se las comentaré, no lo duden.

Y bueno, hay que decir que El Biografo, como única alternativa de cine comercial, pequeño, sobrio, encantador, que remite inexorablemente a recordar cuando se abrió y era lo más bacán a lo que podíamos acceder porque era el primer cine (después del occiso Santa Lucía) que tenía sonido Dolby, la pantalla era más grande que lo usual. Y es que realmente es un agrado ir a El Biografo, otros además después quizás toman ruta al bar del mismo nombre, de los mismos dueños (ya no Hübner), otros no. Pero es un acierto que siga y que como dicen las señoras "dios lo mantenga ahí por los siglos de los siglos". Porque al menos para una, que no vive tan lejos de esa ruta, irse y volver caminando y además deleitada por una buena película, creo que es lo más parecido a la gracia divina.



Y como decía al comienzo, me recordó al Tobalaba, porque como pude revisar, consciensudamente de todos los afiches de películas, que anuncian llegar, todas provienen de Europa, casi de los mismos países de los que hacía gala el Tobalaba. Un plus para una que gusta de ese continente y su cine, una pena que el otro cine no pudiera continuar.

Pero en materias cinematográficas, especificamente DANS LA MAISON, tengo que decirles que es de las cintas de Ozon, una realmente encantadora. Y que se los digo ahora y repetiré después, si gustan de este director, no pierdan tiempo y vayan YA porque no le queda mucho en cartelera y además, hay que llegar temprano porque aunque no lo crean "hay colas", se llena y puede sucederle, como a mi hace una semana, que se agoten las entradas.



Pero bueno, volviendo al tema que nos convoca, DANS LA MAISON, es realmente una película entretenida, que atrapa. Como les digo llegué a ella porque hambrienta de cine, busqué a El Biografo y descubrí que estaban dando dos buenas cintas francesas y la primera nada menos que de Ozon, de las que yo he visto (8 mujeres, Bajo la arena, La piscina, En pareja, Gotas de agua sobre piedras calientes, y La estudiante). 

Francois Ozon es un cineasta francés, que se dedica a tramas que aparentemente son complejas para algunos, rebuscadas para otros, en lo personal, nunca he salido descontenta de las que le he visto. Tienen un toque de ironía maldadosa, según yo que puede sonar prejuicioso intuyo o creo que es gay, ya que tiene una devoción por la belleza, no solo masculina, sino que también femenina. 

Es muy estético en sus ambientaciones, todo pulcro, ordeado. Evidentemente es una persona culta, además de cineasta, porque sus personajes, hombres, mujeres, jóvenes, jovencitas, viven rodeados de un cierto confort intelectual, casas con libreros muchos y bien repletos, pensando en  Francia quizás es normal que todos a raja tabla sean lectores, unos más extremos que otros. 

Quizás también hay mucho de clase social alta, no sé, porque no pertenezco a ella y generalmente las conversaciones que tienen, los referentes que tratan, los conozco de siempre y no me considero precisamente de la elite. A lo mejor esa cultura que uno podría pensar solo posible para los ABC1 es algo que en Europa se da en forma pareja, que todo el que lee puede acceder a cuanto libro publicado exista. Algo que evidentemente por estas tierras no sucede, ya que si no es el precio, es el IVA, sumado al desinterés de muchos.



Pero volviendo a DANS LA MAISON, en este caso, la historia se centra entre un profesor de colegio y en particular, uno de sus estudiantes. El profesor es el de castellano o literatura o español, como bien lo conozcan. Y aunque lleva chorrocientos mil años dando las mismas clases, a los jóvenes del mismo nivel, con las mismas edades, pero de rostros distintos cada año, insiste en intentar - como buen pedagogo-, inculcar algunos valores literarios en sus pupilos. 

Es así como comienza la historia, ya que el Profesor Germain, ha dado de tarea a los estudiantes, que cuenten cómo es un fin de semana en la vida de cada uno. Y asqueado por las breves palabras con la que expresan en lengua francesa, que el fin de semana es aburrido (fome) porque no pueden ver toda la TV, salir a donde quieran y los padres les quitan los celulares, la vida es una miseria. Hasta que entre los papeles da con uno, de Claude García, un estudiante del que no tiene idea de su existencia y que ha escrito con lujo de detalles sus impresiones a cómo vive su compañero de curso Rapha. 

Un escrito para el Profesor Germain, lleno de ironía, burla y sarcasmo, sobre todo cuando se refiere a Esther, la madre de Rapha, como "el aroma a perfume de mujer de clase media".

A través de esa tarea es que comienza a trabarse un vínculo entre Claude y el Profesor Germain, porque éste cree ver en este pupilo, un escritor en ciernes, pero al que hay que guiar y pulir para ello. Y uno mira la cara de Claude, quien cada día nutre al profesor con más y más aventuras dentro de la casa de su compañero y por supuesto intuye que aquí pasará algo, pero no precisamente dentro de aquella casa y con esas personas, sino más bien entre el profesor y su estudiante.





Y aquí vamos con los detalles que hacen de una película, con sello Ozon. Los dos jóvenes que aparecen en la historia Rapha y Claude, son realmente elegidos no sólo con casting sino con pinzas, porque bueno o sea, es verdad es Francia y no por nada de ahí salió un Alan Delon, un Jean- Paul Belmondo y otros tantos más y otras tantas más hermosas mujeres. Sólo que estos son jóvenes y también bellos. Sumado a la presencia de Kristin Scott Thomas, que es una mujeraza hermosasa, Emmanuelle Seigner y la particular Yolande Moureau. 

Que dirán lo que digan pero estoy segura de poner mis manos al fuego, que tanta belleza, tanta estética, la pulcritud de cada una de las casas, la sala de exposiciones en donde trabaja Scott Thomas, todos esos detalles quizás inaparente para muchos, no lo son ni para Ozon, menos para mí. 

Sumado a esa ironía que no cesa en el rostro de Claude, cada que lleva su tarea, con un nuevo capítulo, sobre lo que ha fisgoneado en la casa de su compañero de curso, para deleitar la curiosidad del profesor. Que puede que el jovencito haya nacido con esa caraa tan risueña y por eso lo eligió Ozon, quizás, pero estoy segura que fue así porque era lo que necesitaba, una cierta malicia, teñida de ironía. 

Como bien dice el propio Profesor Germain, en un momento cuando la historia avanza "acaso estamos ante la réplica de una escena de Pasolini". Le falto decir ¿Claude, te crees Terence Stamp de Teorema? Y aunque no hizo la pregunta, sin querer caer en nada, porque la historia aunque igual es dramática no va directamente por esa ruta, además de mi que era la espectadora, había varios en pantalla que se sentían fuertemente atraídos por Claude. De hecho, su propio compañero Rapha. Y oniricamente tanto Emmanuelle como Scott Thomas.



Porque las cintas de Ozon, son así, le gusta jugar con el espectador, con el morbo sin hacerlo evidente, con el amor. Y el que sienten los adultos entre sí, los jóvenes también y por qué no jóvenes con adultas y adultos con jovencitos. 

Aquí a diferencia de La piscine u 8 mujeres, le faltó la parte musical de los hechos. Aunque quizás también quería irse más por lo aparentemente cómico y su cuota de drama. En fin, una película llena de detalles, grandes actuaciones, espacios, lugares, hermosos, mucho verde, bosques, naturaleza. Todo hermoso pero no ostentoso, ni la mujer de aroma a clase media, ni el profesor junto a su mujer la galerista (Scott Thomas). Y sin embargo quizás mucho para uno y todo el tiempo pensaba que me vendría de perlas vivir en cualquiera de las dos partes.

No sé, esa sensación de felicidad que producen las buenas películas, que te vas, caminando por las calles con rumbo a casa y sientes que estuviste en una pradera verde, mullida, gozando del mejor día de tu vida. Si esa sensación no es el resultado de haber visto una muy buena película ¿qué lo será?
Totalmente recomendada!!!

SINOPSIS:
Un profesor de literatura francesa, desalentado y hastiado por las insulsas y torpes redacciones de sus nuevos alumnos, descubre entusiasmado que, por el contrario, el chico que se sienta al fondo de la clase, muestra en sus trabajos un agudo y sutil sentido de la observación. Este chico, que se siente extrañamente fascinado por la familia de uno de sus compañeros, escribirá, animado por el profesor, una especie de novela sobre esa familia (y también sobre el profesor), en la que es difícil distinguir entre realidad y ficción. 

CALIFICACION:
***************************

FICHA TECNICA:
Título origina: Dans la maison, Francia, 2012.
Título en español: Dentro de la casa.
Dirección y guión: Francois Ozon.
Música: Philippe Rombi. 
Fotografía: Jérôme Alméras.
Género: Drama - Comedia - Intriga.
Reparto: Fabrice Luchini, Ernst Umahauer, Kristin Scott Thomas, Emmauelle Seigner, Diana Stewart, Denis Ménochet, Jean-Francois Balmer, Fabrice Colson, Bastien Ughetto, Stépjenie Campion, Yolande Moreau. 

11 de julio de 2017

The Durrells.



Creo que si existe un tipo de series, películas, lo que sea que siempre, siempre, aguanta son las inglesas. Será por ese detalle nada menor que es el que las convierte en "buenas", atrapantes, atractivas, entretenidas, llamado "actuación". No me he topado con una historia de actores ingleses que no me haya cautivado de una u otra forma. A menos que sea temática de guerras, que detesto y aún así, si la trama no versa todo el tiempo en el campo de batalla, igual me atrapa.


Así me sucedió en esta ocasión con THE DURRELLS, una serie inglesa, que cuenta las aventuras y desventuras de una familia proveniente de Inglaterra, que cuando sienten que ya no son felices y que más bien se están hundiendo, emigran a tierras nuevas, para probar suerte y mejorar hacia la felicidad.


El país elegido es Grecia, la historia se cuenta a partir de la década de los ´30 (siglo XX) y la familia en cuestión está compuesta por una madre y sus cuatro hijos. El pequeño Gerry, que es un especie de Asperger o quizás un poco Down, que no encaja, por su condición diferente, en ninguna escuela y la mamá decide educarlo desde la casa, mientras él se apasiona con los animales y la naturaleza, que encontrará a rabiar y en estado muy natural entre los griegos. 

Después o al principio está Larry, que en esencia es el escritor de la familia y por tal de vida bohemia y que se toma todo, con mucha calma, mientras teclea y teclea y cada que  manda sus trabajos a Inglaterra, recibirá una buena paga para vivir en las nuevas tierras. Le sigue Leslie, que es un chico catalogado de sicopata o asesino (jajajaj) porque tiene delirio por las armas y las tiene en variedad y tamaño, pero la brisa cálida, el sol y la primavera harán cambiar de gustos y especialidades al joven. 

Y por último está la adolescente Margo, que es una chica intensa y soñadora, que se enamora cada que abre la ventana de su pieza o sale a pasear por Grecia. Y por supuesto está la madre y protagonista de esta historia, que es Louisa Durrells, que es la madre de estos cuatro jóvenes, que en su calidad de reciente viuda, es la que lleva la casa en sus hombros y además, de paso, también volverá a vivir y disfrutar la vida en esta nueva aventura.


La serie es muy entretenida, tiene ese ritmo maravilloso que resulta en la combinación de una buena historia, representada por buenas actuaciones, tiene igual sus caídas porque nada es perfecto, como la ilusión absoluta e incrédula de hacer creer al espectador que la actriz, Keeley Hawes, que interpreta a la madre de este grupo, pueda ser la mamá de ellos. Del niño chico Garry, pasa pero los otros tres o se ven muy viejos o ella muy joven, pero es inviable que sea su madre, a lo más una tía joven, la hermana mayor, pero jamás la mamá. Pero aun así con ese agravante, uno puede continuar viendo la trama y dejándose atrapar, porque la atmosfera es muy agradable, los lugares realmente hermosos, todos los otros personajes que aparecen, digase actores, muy buenos también.



Si no quisiéramos ser demasiado benevolentes con la serie, podríamos encontrarle otro pero, que no está 100% presente toda la serie, pero que al menos en un par de capítulos, que es la excesiva bondad en la que viven,  o sea han cambiado de país, costumbres, lengua, clima, hábitat y todo, todo, es miel sobre hojuelas, eso realmente no es creíble. Pero insisto, a pesar de todos los peros que se suman y quizás todavía falten por aparecer en la trama, que está compuesto de 9 capítulos, la historia y la sensación de amalgamarse los actores entre sí en la narración de los hechos, es tal, que uno la sigue con placer.


Realmente recomendada, sobre todo que es una serie que si tiene posibilidad de verla de corrido, a través de un mini maratón de 9 sesiones, es encantadoramente posible y uno queda un buen rato pensándola, analizándola y regurguitando ese placentero sabor de memoria a por ella. En esta ocasión la vi en Film&Arts. También encontrable online para descargar, es solo cosa de poner en el buscador el nombre de la serie y aparecerá.



Y cual si no fuera demasiado, si cree que todo esto está basado en el guión de una persona que la creó, le cuento que no, que es verdad, todo, todo, todo, es la historia biográfica de la familia Durrells, que en la década de los 30 viajaron, como familia, a vivir a la isla griega de Corfú, donde convivieron con los habitantes del lugar y al paso del tiempo establecieron sólidos lazos de amistad. O sea la historia que al menos a mi, me gustaría haber vivido.
Totalmente recomendada!!


SINOPSIS:
Serie basada en la autobiografía de Gerald Durrell en la época que se fue con su familia a vivir a la isla griega Corfú en 1935.

CALIFICACION:
***********************

FICHA TECNICA:

Título original: The Durrells, Reino Unido, 2016.
Dirección: Steve Barron, Roger Goldby, Edward Hall.
Guión: Simon Nye, Gerald Durrell.
Fotografía: James ASpinall, Julian Court, Sam Renton.
Música: Ruth Barrett.
Género: Drama biográfico.
Reparto: Keeley Hawes, Josh O´Connor, Milo Parker, Daisy Watertstone, Callum Woodhouse, Alexis Georgoulis, Yorgos Karamihos, Anna Savva, Lucy Black, Ulric von der Esch, Leslie Caron.

4 de julio de 2017

La La Land.



Hubo un tiempo en que a LA LA LAND, tendría que haberla titulado y numerado como: Oda a Ryan Gosling (6) La La Land. Pero ese tiempo de alabanza al cine de Gosling, quedó en el pasado, en la medida que él decidió venderse a la factoría de cine comercial. Cada quien con sus gustos y afinidades. 

En mi caso (intenso) lo tomé como traición y sobre todo, sentí que en esa acción, dejaba atrás al actor que se preocupaba por las historias, por los guiones que contaban esas historias, en escoger a un buen director, en que su rol, tuviera un trabajo particular, un desafió, un mensaje quizás para entregar. 

Que no daba lo mismo cualquier cosa, porque no era dinero de lo que estábamos hablando, sino que de cine de calidad, ítem que no necesariamente viene asociado a los verdes dólares, ni a los baldes llenos de esos mismos verdes que el cine comercial acostumbra. 

Así fue como, en la elección a por ese cine, me perdió. Dejé radical, como mi esencia, de ver sus nuevas propuestas cinematográficas -comerciales-.



Si quieren saberlo, fue "Crazy, stupid love", la que detonó el fin
Una película comercial, liviana, una comedia, cumplía con todos los ingredientes para ser lo que era sin ínfulas. Pero para mi, sólo era la constatación que mi super y querido actor, se vendía barato, barato. 



Sin exagerar creo que desde hace tres o cuatro películas atrás, que no veo cine de Gosling.
Y el que me lee dirá y ¿Qué pasó ahora? Yo también me lo preguntaba mientras la veía, pero creo que responderé que es la curiosidad de verlo en "otro género", el musical, nada menos. Porque LA LA LAND, es netamente un musical y desde esa perspectiva, tenía mucha curiosidad de verlo bailar y cantar. 

A causa de mi añejo fanatismo, tenía información de buena fuente, que Ryan, tiene una ligazón con la música, que toca el piano, que tiene una banda (grupo de música), que sacó un disco, todo muy "indie", todo esto de los tiempos en que la palabra  "alternativo" sí significaba algo en su diccionario. 

Por ejemplo, en la banda que tiene es él el compositor de todos los temas. Entonces, la curiosidad de verlo tocar el piano, cantar y bailar, me desbordaba. 

También confieso, ahora, que una tiene como ser humano es débil y tiene el corazón blando. Entonces tenía ganas de ver en qué se había convertido y con la certeza del maravilloso estado físico que se gasta, contemplarlo saltando, bailando, cantando, son pretextos dignos de verse y admirar.



También será porque enganché un poco mucho, con la idea de haber sido nuevamente nominado, como mejor actor a los premios Oscar, aunque fuera en versión del cine comercial, a lo mejor con ese sí que se llevaría la estatuilla.

Ya que nuevamente se llevó todos los galardones a mejor actor en los Globo de Oro y al igual que él, pensé que quizás esta vez sí ocurriría.

Porque hasta que a Gosling, le empezó a importar demasiado el dinero, se catapultó como un gran actor, uno bueno de verdad. Desde el malo, malvado de "Numbers", pasando por "The believer", "Half Nelson", "Lars una chica verdadera" y el "The Notebook". Con cada una de estas actuaciones, ganó los Globos de Oro y en el Oscar se atascó.

Y sin embargo, después de ver LA LA LAND, siento que fue para mejor que no se lo ganara. Porque es un "musical" y en ese género, las actuaciones, la historia como trama, no son precisamente los elementos en los que uno más se fija. 

Uno quiere verlos bailar, volar, cantar. Quizás si en la calificación como mejor actor, sumaran "la destreza física", ahí sí que lo hubiera merecido a ojos cerrados. Como fue el caso del premio que sí recibió Ema Stone, que además de ser muy buena actriz, es encantadora, linda y deleito al público con su voz, sus pasos de baile, sus dotes artísticas. 



Porque hay que decir las cosas por su nombre, las películas musicales, son como las pornográficas (guardando distancia y echándome de cabeza por el comentario). 

En ambas lo que menos importa es la historia y los personajes. En la primera lo fundamental es bailar y cantar y en las segundas que la mayor cantidad de personas, tengan sexo, sexo, sexo. 

Entonces que te distingan por una interpretación, que en realidad no es que sea mala actuación, pero no es lo que más luce, da para pensar mal ¿que no?

Quizás digo lo que digo, porque en realidad lo que sucede es que si bien su personaje era agradable, era eso y nada más. Que más allá que el género musical sea eso, música, canto y baile, a Gosling, le faltó un cierto ángel, un algo, que a lo mejor perdió. 

Quizás hacer tanto cine malo, hizo que ya no tenga esa chispa, ese brillo en los ojos, con el que el espectador salía completamente embelesado con ese personaje y sus vicisitudes. No lo sé con exactitud, porque hace años que no le veía actuar. 


Pero deteniéndonos en LA LA LAND, como musical, es una película hermosa. 
Posee una fotografía de lujo, no por nada se llevó el Oscar en esta categoría. 
Gosling y Stone, hacen una pareja de baile y canto divina, ellos son indiscutiblemente encantadores, lindos, simpáticos, encariñables. 

Gozan de una confianza y amistad divina que traspasa la pantalla, pero al menos para mi, no se ve en la historia, amor. 

Que es lo mismo que noté en la última que vi de Gosling y donde hacía su primer dúo de pareja con Stone. Me pregunto ¿será que ella es muy joven y lo admira demasiado y él que no es un viejo, pero nació viejo y por tal se mueve en el mundo del cine hace más rato, la trata como su hermana, su querida hermana pequeña? Y aunque en esta historia eso no importa demasiado, después de verla y repasarla irás descubriendo pequeños detalles, que saltan y saltan. 

Como que entre ellos hay muy  buena química, pero es de amigos, no hay tensión sexual, de hecho no existe una escena de sexo. 

Pero final de cuentas, lo que sí cuenta es que en esta tierra de sueños, bailes, bailes con la banda sonora, que es hermosa, cálida y que te invitan a bailar en la pista, en tu asiento, a bailar o flotar, que para el caso es lo mismo.



Es una película muy bien pensada para su objetivo: agradar al público y casi salgas bailando de la sala. Como deben haber sido las películas musicales de otras épocas como: "Cantando bajo la lluvia - Singi in the Rain, de Stanley Donen y Gene Kelly", en que todo se iba en cantar, cantar, bailar, saltar, cantar y cantar. 

Obvio que el director Damien Chazelle, antes de nada es un fanático de la música, no por nada su anterior y ganadora "Whiplash" que trata de un baterista que las ve negras, en manos de su instructor. 

Lo curioso de LA LA LAND, es que si bien está dedicada a Ryan Gosling y el premio mayor se lo llevó Stone, no puedo dejar de sentir un cierto "machismo" en cuanto a la visión del director sobre las mujeres. 

Porque no deja de ser casual que Stone, que está tan enamorada de Gosling, cuando se va para hacer fama, se casa con lo primero que pilla, dejando en palabras tanto "te amo, te amo, te amo". O sea las mujeres mientras nos brille, ahí estamos, sino, no me acuerdo. Feo, feo.



Debe ser un nerd, un joven nerd que ha vivido a través de las cintas musicales y que si no fuera porque sacó esposa, podríamos evidenciar que está locamente enamorado (y con razón) de J.K. Simmons, el verdadero protagonista de su ópera prima y de Ryan Gosling, ¿Cuál de los dos más hermoso? 

Porque no están ustedes para entenderme, pero estoy segura que Chazelle vio "The notebook de Nick Cassavetes" tantas veces como yo y decidió que algo mucho de esa cinta, sumara a la relación de amor - pareja, entre Gosling y Stone, antes Noah y Allie. 

Yo sé mi cuento, tanto como que casi me aprendí los diálogos de memoria, obvio que sólo los de Gosling y juro, juro, que son muy parecidos, a los que tienen Stone y Ryan en LA LA LAND. 

Que no es un pecado en todo caso, supongo que todo fans en algún momento de su vida, quiere hacer lo que tanto soñó, estar cerca de aquello que amó y ensoñó. Yo lo entiendo. 

Hay dos posibilidades o estoy totalmente loca o tanto Chazelle como yo, estamos realmente perturbados de amor por Gosling. A saber. Pero mientras tanto y si es para entretención y creer que se mueven los pies, del cuerpo sentado en una butaca de la sala de cine, esta es la cinta perfecta.
Totalmente recomendada!!

SINOPSIS:
Mia, una joven aspirante a actriz que trabaja como camarera mientras acude a castings, y Sebastian, un pianista de jazz que se gana la vida tocando en sórdidos tugurios, se enamoran, pero su gran ambición por llegar a la cima en sus carreras artísticas amenaza con separarlos. 

CALIFICACION:

*************************

FICHA TECNICA:

Título original: La La Land, Estados Unidos, 2016.
Título en español: La tierra de los sueños.
Dirección y guión: Damien Chazelle.
Género: Drama.
Fotografía: Linus Sandgren.
Música: Justin Hurwitz.
Duración: 127 minutos
Reparto: Ryan Gosling, Ema Stone John Legend, Rosemarie DeWitt, J. K. Smmons, Finn Wittrock, Sonoya Mizuno, Jessica Rothe, Jason Fuchs, Callie Hernández, Trevor Lissauer, Phillip E. Walker, Hemky Madera, Kaye L. Morris, Lexie Contursi. 


27 de junio de 2017

Frantz.

Después que vi "Dentro de la mansión" de Francois Ozon, quedé como cautivada, encantada, porque ni bien supe que estaba en cartelera FRANTZ, quise verla. Sin investigar si quiera de qué trataría. Creo que también el afiche, que colgaba de la ventana del cine, ayudó en mi decisión.
Siempre he amado el blanco y negro, las fotos y las películas de esa época o ambientadas en esos tiempos. Que pueden ser principios, muy al comienzo del siglo XX o finales del XIX, casi hasta 1940. Sumado a las vestimentas que se usaban en esos tiempos, qué decir de la arquitectura que ebullía como la olla presto de la cual salieron.



Y con FRANTZ, no me equivoqué ni un segundo.
Era desmedidamente romántica y por tanto, los elementos de desolación, vacío, ausencia, se multiplicaban con los de amor desesperado, tensión sexual, amor, belleza. Belleza estética, belleza de seres humanos, de mujeres excepcionales, seres generosos. Maldad, egoísmo y sin embargo amor. Por ahí alguien diría humanidad, pero prefiero quedarme tan solo con el romanticismo de esta historia.

Que no es una historia de amor y al mismo tiempo lo es todo el tiempo. 
Existe un tal Frantz, que lamentablemente como joven alemán, fue a la guerra, la Iº Guerra Mundial y murió en el campo de batalla. Este joven y hermoso hombre, dejó a sus padres y a su prometida, tristes y desolados. Hasta que un día llega un personaje misterioso, que no se atreve a visitarlos, que toca la puerta y sale corriendo, que deja flores en la tumba de Frantz.



Hasta que la prometida del muerto, Anna, decide encarar a este personaje y lo descubre en la tumba de su amado, llorando desesperado. Y de ahí en más comenzará a surgir una historia particular, porque uno en su calidad de espectador o de mal pensada en este caso yo, creeré todo el tiempo que el verdadero vínculo entre Anna y el forastero, de nombre Adrien, es justamente FRANTZ, este soldado alemán que murió en la guerra y que por diversos motivos, tanto Anna como Adrien, se sienten fuertemente ligados entre sí y con el recuerdo y lo que fue este hombre que ya no está.

Reconozco que aunque no viene al caso y no suma, menos resta, porque tampoco es bueno o malo, sino que simplemente es, desde que comenzó la cinta tuve la impresión que Adrien en cualquier momento confesaría lo que para mí, era evidente: tanto Anna como Adrien, en distintos momentos, habían tenido un amor con Frantz.



Y en ese juego ambiguo que quizás sí, quizás quién sabe, nos mantiene Ozon, durante mucho tiempo de la historia. Anna lleva a la casa de sus suegros, padres del soldado muerto, a Adrien, para que les hable de los últimos momentos antes de marcharse a la guerra. Ella está segura que este misterioso amigo, es tal de su prometido y seguro puede contarles historias lindas previas a su deceso. El padre de Frantz, al principio lo rechaza, más que mal Alemania ha perdido la guerra en manos de Francia y si bien, los muertos son miles por ambos lados, él siente que todos los franceses le mataron a su hijo. Y Adrien, sin explicar más se marcha convencido que lo que siente Hans, el padre del soldado, es cierto.

Pero volverá y conversarán del hijo muerto, tocará el violín del que ya no está, se mirarán con Anna como descubriéndose entre sí, ese amor que los dos han sentido por Frantz.

Yo pensé que esa sería la historia y lo encontraba total, no soy quién para juzgar y el amor es amor desde donde venga. Pero Ozon, me ensñó que no todo necesariamente es como parece.



FRANTZ, es una película hermosa, bucólica, porque tiene la tristeza de la guerra y lo que está provoca, es romántica porque hay amor en todas sus esquinas, es preciosa porque representa con una fidelidad la estética, armonía, elegancia, belleza de esos años, los 20 primeros del siglo XX, con una maestría que casi, una como espectadora, llega a pensar que saliendo de la sala, el mundo seguirá siendo en blanco y negro.

Y lo que más sorprende y deja boquiabierto al espectador, es cómo se van sucediendo los hechos. La cinta pasa de lo más romántico a la desolación, el vació, más profundo. Corazones solitarios, enamorados, que se aman y que por diversas razones no pueden estar juntos. Alimentando el corazón de unos, protegiéndolo, con mentiras, vivirán o creerán que lo están haciendo.



Una delicadeza, solo comparada que para qué comparar, pero no puedo evitar, con "El Gran Gatsby", la original obviamente, porque ésta de Ozon también es un remake de la que se hizo hace muchas décadas atrás. Pero con mucho mejor resultado que la que corrió la versión siglo XXI de "El gran Gatsby". Y mi comparación de una a por la otra, más que comparar es simular la belleza, el tratamiento de la ambientación, la belleza de los personajes, sus ropas, los lugares, caserones, aunque en la película de Robert Redford, era de color y uno intuía que toda esa belleza se movía en blanco y negro. 
Es decir, una película imperdible, la recomiendo absolutamente!!!

SINOPSIS:
Una pequeña ciudad alemana, poco tiempo después de la I Guerra Mundial. Anna va todos los días a visitar la tumba de su prometido Frantz, caído en la guerra, en Francia. Un día, Adrien, un misterioso joven francés, también deja flores en la tumba. Su presencia suscitará reacciones imprevisibles en un entorno marcado por la derrota de Alemania. 

CALIFICACION:
*********************

FICHA TECNICA:
Título original: Frantz, Francia, 2016.
Guión y dirección Francois Ozon,
Música: Phillippe Rombi.
Fotografía: Pascal Marti.
Género: Drama.
Duración: 113 minutos.
Reparto: Paula Beer, Pierre Niney, Johann von Bülow, Marie Gruber, Ernst Stötzner, Cyrielle Clair, Alice de Lencquesaing, Anton von Lucke.