20 de diciembre de 2016

Meurtres á Collioure.

Cuando uno se hace experta o en vías de, en materia de películas de "crimen", va desentrañando rápidamente las que son buenas de las malas, porque las segundas, suelen utilizar la tesis en donde la primera o segunda persona que vio al asesinado, sobre todo cuando uno tiene la suerte de ver aquellas de éstas películas, que en realidad son series, ya que el Comisario, Capitán, Inspector, es el mismo y a lo más varían los elementos de su vida privada o algunos acompañantes en la resolución de los casos, como pueden ser los Teniente - subalternos. Pero en cambio, en las buenas películas - series, de crímenes, no será tan simple desentrañar quién fue el asesino, están más ligados a lo crímenes de lo que ellos imaginan o sí lo imaginaban y guardan silencio o la sorpresa se los come por el camino.



En el caso de las cintas maoma de crímenes, me pasó durante mucho tiempo, con las de Poirot, Miss Marple y actualmente con Comissare Magellan. En común tienen además de lo antes descrito, que siempre son solo ellos o ella, quienes con un olfato y perspicacia única, logran desentrañar el caso, con pistas que nunca son tales, con explicaciones que llegan al final y donde a uno, en un principio le suena a que nos dieron tremenda vuelta, contaron mil historias y al final el culpable termino siendo el tenedor, o si no con un poco más de suspicacia ponemos en acción la hipotesis de y ¿qué tal si el culpable es la primera o segunda persona que estuvo con el occiso? Prueben y verán que en contadas ocasiones fallaran. 





Otra cosa es lo que sucede cuando la historia de crimen, además de desentrañar los por qué y el quién, nos cuentan una historia que a veces, está basada en hechos reales. Como es el caso de MEURTRES Á COLLIOURE, en donde aquello que parece un asesinato, bastante macabro, irá tomando rivetes cada vez más históricos de ajuste de cuentas, honor y gloria a los caídos, venganza, justicia y finalmente la verdad.
En esta ocasión nos encontramos nuevamente ante la presencia siempre agradable Capitán Pascal Loubet, quien se le ha llamado para colaborar en este asesinato y donde conocerá a la Inspectora, Alice Castel, a quien de paso y de forma bastante torpe, intentará cortejarla. 



Pero centrándonos en los elementos que hacen que una serie o película policial, sea buena, es que sumando pistas, lo evidente no salga a nadar demasiado rápido y en esta ocasión además, sumamos una leyenda urbana, que será la forma en que matarán a la víctima y algunos datos aislados que si bien primero nos confundirán, ayudarán a que después entendamos que la occisa quedó en ese estado, por estar buscando nada menos y nada más, que verdad y justicia en la muerte de su abuelo materno.



Entre medio por supuesto, que habrá un poco de romance, acción, otro muerto, historias de hace más de 70 años, es decir, al menos a mi gusto, una gran cinta, como para verla en noche de semana o para el sábado o domingo, en la quietud de la calma. Y no nos podemos olvidar de la escenografía natural, en la que fue filmada la historia, o sea una poesía, si el mundo realmente es como se ve tras la pantalla de TV o de cine, quiero ir a conocerlo. Esos parajes, mar por doquier, castillos, pueblos pequeños, sin ruido, sin exceso de modernidad, mar azul, viento, harto viento y parajes inolvidables.
Totalmente recomendada!!

SINOPSIS:
Un barril desciende rápidamente de una colina y aterriza sobre un auto. En el interior, clavos, trozos de vidrio y el cuerpo de una mujer. Un ritual macabro que recuerda una práctica medieval utilizada en la Edad Media para castigar a las brujas. El marido, artista-pintor violento y celoso, es uno de los principales sospechosos...

CALIFICACION:
***********************

FICHA TECNICA:
Título original: Meurtres á Collioure, 2015, Francia.
Título en español: Muertes en Collioure.
Dirección: Bruno Garcia
Género: Policial - drama.
Duración: 90 minutos
Reparto: Hélena Noguera, Stéphane Freiss, Michel Robin.

No hay comentarios: