16 de agosto de 2016

Gran Hotel.

No sé qué me ha pasado, que últimamente la vida se me ha ido de serie en serie. Que cuando no son policiales francesas, ocurre como ahora con GRAN HOTEL, que son de misterio españolas. Así es la vida y uno va por ella mirando para todos lados, encontrando cosas buenas, de calidad y de paso también entretenidas y por algo será que lo que se ha dado es el mundo de las series, a falta, a veces, de buenas películas. También confesaré que en materias de series los gringos y europeos la llevan. Series digamos unitarios, un capítulo a la semana y que se alargan en el tiempo años, cuando al tener éxito se transforman en temporadas de tres a seis meses al año. Soy adicta a ellas. Me encantaría ver todas las series que sigo en jornadas de varias horas, lo que se dice una panzada de éstas. No siempre se puede, en fin.

El caso es que en esta ocasión vengo a comentarles una serie que para América Latina, llega con sus buenos años de retraso. Ya que GRAN HOTEL (España, porque ya la han replicado en varios otros países), marcó un antes y un después en su natal España allá por 2011 hasta el 2013. Yo tenía cable y vi algunos capítulos a través de Antena 3, pero ocurría aquello del desfase horaria y el desorden de los capítulos, para una que es maniática del orden, es un problema, así que me cansé y la dejé pasar. 
Y lo que me llevó a ella fue la presencia protágonica de mi amado Yon González, que su único gran pero es lamentablemente, el nombre que tiene o esa manera tan castiza de castellanizar todos los nombres, aunque éstos tengan un origen más bien norteamericano, gringo. Fuera de eso, Yon González, es un actor español, encantador, además de guapo, guapísimo. Lo descubrí en El Internado y de ahí en más, simplemente fue "amor eterno" con esa debilidad, débil que tengo por los jóvenes del mundo y más aún si son con caritas lindas, hermosas y tienen un cuerpito acorde con su juventud, una divinidad. 
Cuando conocí a Yon González, en El Internado, tenía un rol e un chico rebelde (más me gustaba), sensible, triste, porque guardaba un secreto de violencia familiar, abandono, una madre que decidió suicidarse y dejarlo a merced de un padre déspota y malvado. Indudablemente el más guapo de la serie y su personaje el más cojonudo, valiente, sensible, o sea estaba totalmente enamorada de él. Fue así como me hice experta, adicta a esta serie y quede con ganas de más, de otras y con Yon González por siempre.

Este año me lo volví a topar en Bajo sospecha (también por Antena 3) ya con los horarios más ordenados, porque se han dado cuenta que en el Cono Sur, vemos harto sus series y programas. En esta ocasión realmente casi se me sale el corazón de la alegría, mi querido niño había crecido por todos lados y estaba más guapo todavía. Para que le creyéramos que era grande, que había madurado y que podía ser policía. Porque Bajo sospecha, trata de un equipo policial que resuelve los crímenes o acciones malévolas, a través del ejercicio constante de la "infiltración". Pero en su calidad de policías todos, Yon González, tenía que demostrar credibilidad, con esa carucha hermosa, que podía haber estudiado en la Academia de Policías y que ya egresado, con buenas, buenísimas notas, fuera elegido para formar parte de una brigada que resuelve los casos al son de la infiltración. Es así que le obligaron a que sacara barba, ya que cabellera (a diferencia mía) tiene mucha, oscura y espesa, una belleza. Y aquí estoy todavía deleitándome cada lunes con los capítulos de esta otra serie. 

Y cual si la felicidad no fuera suficiente, un día navegando por los canales del cable y basándome en aquello que, "lo que está en mi destino llegará", ocurrió que descubrí en la señal Film&Arts, los lunes y martes, un capítulo por día al GRAN HOTEL. Los recuerdos volvieron hacía mí como cascada y recordé algunas escenas vistas años atrás, a través de la señal Antena 3. Entonces loca de emoción al saber que salía mi amado Yon González, me dediqué a grabar todo lo que había al tema y sin tener que sobresaltarme mucho he logrado armar los trozos del puzle y dar con el meollo de la historia, hasta quedar al tanto de todo, ponerme al día digamos y de ahora en más esperar que la señal Film&Arts, tenga intenciones de trasmitir todas las temporadas, que según tengo entendido son tres.

¿De qué se trata? 
Primero que nada tengo que contarles que GRAN HOTEL, es una serie de época, onda al estilo Dawton Abbey, pero desde España, ya que también ocurre desde 1905 en adelante. Lleva ese título porque la trama transcurre en un hotel cinco estrellas, propiedad de la familia Alarcón, quienes se han dedicado a este rubro por generaciones.
Del momento en que inicia la serie en más, la dueña es Doña Teresa viuda de Alarcón, que es una mujer detestable, pero ya hablaremos de ello. 
Una de las características de la maldad de Doña Teresa, está en que para que el hotel salga adelante y tenga el éxito y la fama que posee, tienen que existir y funcionar aquellos otros seres vivos, para algunos de menor ralea, conocidos como: sirvientes, mayordomos, gobernantas, jefas de piso, criadas, cocineros. Porque no sólo es retratar con emoción el principio del siglo XX, si no que además contar historias de complot, muerte, líos de faldas, pantalones, infidelidades, traiciones, lujuria, maldad, venganza, policías, muerte y demás, sumado a la siempre bien ponderada "división de clases sociales".

La verdad y como digna hija de un historiador, me gusta la idea de ver cómo uno puede matar, engañar, mentir, en aquellos tiempos en que las pistolas era todo un embole cargarlas, los cuchillos tenían que ser de sí filosos. En los temas de cama, dígase ser infiel, ser feliz, tener sexo, eso sí que era un tema ya que para las mujeres, siempre adornos de la historia, trasladarse, levantarse, sentarse con esas ropas, esos vestidos ampulosos, con varios fondos, corsé, calzones largos, medias, zapatos cerrados con cintas de seda, uff realmente me alegro de no haber nacido en esas épocas. Ya que digamos que en ese tiempo existía vivamente ese concepto no tan añejo, que las mujeres son meros adornos de decoración y entre menos hable, más bella sea, mejor se ve y más se le aprecia. Siempre me descubro pensando "y este tarado por qué no la hace corta y llama por teléfono a la policía", porque el teléfono era un asunto de la electricidad, de la modernidad y aunque en este lugar hay las dos cosas, no cualquiera tiene poder de acceso a estos.

La trama en sí es la siguiente, Yon González o Julio Espinoza o Julio Olmedo, su verdadera identidad, llega a trabajar al GRAN HOTEL, aunque en verdad lo que está haciendo es descubrir el paradero de su hermana Cristina Olmedo, de quien de la noche a la mañana perdió contacto y eso que la chica mantenía una nutrida comunicación epistolar con el hermano. De a poco se enterará que su hermana ha desaparecido y él cree que puede estar muerta y por lo tanto, no se irá del hotel, hasta descubrir qué fue lo que pasó. En eso nos vamos toda la primera temporada, sumado a las relaciones que van armándose entre los empleados que dan vida al hotel, los dueños que los martirizan desde arriba. También tiene que haber un poco de amor y sexo. El primero estará a cargo obviamente de Yon González y su coprotagonista Amaia Salamanca (Alicia), que es nada menos que la hija de la dueña del hotel. Entre ellos surgirá una conexión, amistad y finalmente amore, amore.
También ocurrirán otras muertes, empezaremos hablar de asesinatos en serie, que casualmente selectivamente mata mujeres, en tiempo de luna llena y apuñaladas con un cuchillo de oro de punta quebrada, la cual quedó enterrada en el cuerpo de una señora que ejercía la profesión más antigua.
Cuando todos estamos apasionados con la serie, surge un giro de más de 365 grados, que cambiará todo por completo, ahora sí que correrá sangre, una en particular muy cercana a Julio Olmedo o Espinoza, dependiendo quién pregunté, surgirá la necesidad que éste se marche del hotel. Beso por aquí, beso por allá, la pareja Julio - Alicia, esclarecerá que se aman y él la invitará a marcharse con él a cualquier lugar.


Ahí queda supuestamente la primera temporada. En la segunda y tercera, intentarán huir, pero no lo lograrán, sin embargo su amor quedará en evidencia para ellos y para la gente que habita y trabaja en el GRAN HOTEL, los malos lo sabrán, los buenos también y las cosas seguramente se pondrán color de hormiga, una vez que como se dice, las cartas estén echadas sobre la mesa.
Después vendrá la temporada en que hay que descubrir aquello de la sangre derramada que de realizar ADN se descubre que el parentesco del muerto con Julio es impresionante, descubrir cómo fue asesinado, quién lo hizo, atrapar al malo e intentar que la vida continúe y los buenos sean felices. Más o menos eso ocurrirá en tres temporadas. 

En materia de actuaciones, debo confesar que mi amado Yon González, se le va todo en su belleza y encanto, pero bien sé que el matiz de sentimientos, sensaciones y reacciones, no es su fuerte. Sí el enojo, sí la cara de niño bueno, sí la cara de enamorado. De todas maneras lo amo y sigo fiel viendo todos los trabajos que hace. Pero además de él, existen otros actores reguleques y famosos y otros muy buenos y no tan conocidos, que son normalmente quienes levantan y transportan las series. Está entre ellos Adriana Ozores, que hace de la dueña de GRAN HOTEL, que es una mujer muy mala, calculadora, vengativa, que al parecer no quiere ni a sus hijos, todo para ella es número, dinero, estatus.  Eloy Azorín, porque pocas veces he dado un pucho (cigarro) y que en realidad descubro que es un muy buen actor, aquí interpreta a Javier Alarcón, hijo de Teresa viuda de Alarcón (Ozores), que es el perfecto pilmama, borracho y bueno para nada y sin embargo ahora que lo he visto en otras facetas, descubro que su rol de borracho bueno para nada, es excelente. Pedro Alonso, aunque sufre de un rictus en su cuerpo que me desespera, confieso que también me agrada masculinamente hablando porque es muy guapo, pero no estoy seguro que sea heterosexual y si bien personifica un rol de hombre muy malo e inescrupuloso, salva mucho a la serie cuando aparece en escena.  Del elenco de los "de abajo" digase la servidumbre Marta Larralde alías Belén, también es muy bueno su personaje y como lo ha ido desarrollando.

El asunto es que en el GRAN HOTEL, vive un asesino que gusta matar a chicas doncellas, ya sea del oficio más antiguo o simplemente doncellas, ojala nubiles. Y lo que comenzó como un asesinato simple, ha ido en escalada y ya se habla del asesino en serie, que mata todas las noches de luna llena o cuando se cumple el ciclo de la cosecha. O en el que la joven doncella está merecedora de ser tomada y bien cogida (perdonen usted la desfachatez). Entonces aparece la policía y como los cadáveres, algunos están un tanto antiguos en su data de muerte, hacen venir a un supremo de las autopsias, un policía de avanzada médica que será el que lleve el caso en sus manos y de a poco irá sumando pistas y ayudas de mano de Yon Gonzalez, alías Julio Olmedo y de su amada amor Alicia Alarcón, la hija de la dueña del hotel, quien encuentra que están pasando demasiadas cosas raras afuera. Entre medio obviamente que la doncella Alicia se enamorará locamente de Julio, yo también lo haría y se unirán en amistad, complicidad y un amor que aparentemente es imposible, para desenmascarar al asesino. También en el transcurso de la serie, nos enteraremos de un montón de secretos, venganzas, infidelidades, mentiras y cosas sabrosas que le dan sazón a esta serie. Y bueno no sé mucho más que contarles porque aparentemente estoy recién en la primera temporada, pero si esto continua, tengan por seguro que estaré atenta.
Totalmente recomendada!!!

SINOPSIS:
Los acontecimientos transcurren en 1905. Julio Olmedo, un joven de origen humilde, llega hasta el idílico Gran Hotel, situado a las afueras de un pueblo llamado Cantaloa, para visitar a su hermana Cristina, que trabaja en el mismo como encargada de planta. Allí, Julio descubrirá que hace más de un mes que nadie sabe nada de ella (tras ser expulsada del hotel por el supuesto robo a un cliente). Julio decide quedarse como camarero e investigar su desaparición. De este modo irá conociendo al personal y entablará una relación con Alicia Alarcón, una de las hijas de Doña Teresa, la propietaria del hotel. Alicia le ayudará en sus investigaciones junto con Andrés, un humilde camarero hijo de la gobernanta del hotel con quien entabla una gran amistad. Entre Julio y Alicia nace algo más que amistad, pero la diferencia de clases les pondrá muchas trabas en su relación. Juntos irán descubriendo mentiras y secretos celosamente guardados entre las paredes del Gran Hotel.

CALIFICACION:
************************

FICHA TECNICA:
Título original: Gran Hotel, España, 2011
Creador: Ramón Campos y Gema R. Neira.
Género: Cine dramático
Dirección: Carlos Sedes
Emisión: Antena 3 - Film&Arts
Reparto: Yon González, Amaia Salamanca, Adriana Ozores, Luz Valdenebro, Eloy Azorín, Fele Martínez, Pedro Alonso, Concha Velasco, Marta Larralde.

No hay comentarios: