29 de junio de 2009

Lewis: Contracultura blues.

Hace como 10 años atrás cuando ya teníamos TV cable, tuve la dicha de descubrir ciertas maravillosas series de detective, genero que ensoño con todo mi corazón, de origen inglés y que por lo tanto, garantizaba "pura calidad".
Todo comenzó con Helen Mirren al son de "Prime Suspect", una tenienta de comisaria, hábil, rápida, inteligenticima, guapa, que dejaba a todos con los ojos cuadrados por su manera directa y flemática de resolver todos los crimenes que le ponían en carpeta.
Después descubrí "Inspector Morse", digamos que comenzo casi el elixir mismo de una "tevita tevé" de corazón. Los mejores momentos de la vida, podría decir que los he vivido al son de Oxford, su podredumbre y los casos resueltos por Morse y su sargento Lewis.
Cuando aparecio Hallmark en la señal, vi "Inspector Froste", que era entrete pero no tan maravillosa como las demas, pero igual me vi todos los capítulos hasta que la descontinuaron.
Después volví a Film&Artes por "Vicent", que alguna vez hace algún tiempo, comenté pro esta misma señal, inglesa de corazón y protagonizada por Ray Winstone (Los infiltrados).

Y tras el fin de Inspector Morse, por la muerte real de quien lo interpretaba: John Taw, pense que la vida no tenía sentido y me aboque en Maigret, digamos traicioné la TV inglesa por la literatura francesa.
Pero apareció LEWIS y la vida volvió a tener sentido. Quien fuera el sargento del Inspector Morse, con algunos años de más en el cuerpo, algunas heridas de más, había subido a inspector, vuelto a Oxford y decidido a dejar en alto el nombre de los "resuelve asesinatos". Como todo buen inspector, requería de su sargento, le tocó un joven hermoso, alto, delgado, blanco, casi tranparente, con un pasado sacerdotal y de una cultura impresionante casi digna de Morse, de nombre Hathaway (Lawrence Fox. Hijo de Edward Fox (El dia del Chacal)).

Inspector Morse y Lewis, tienen en común que además de desarrollarse en Oxford, la calidad, ese acento maravilloso, son historias basadas en las novelas del escritor inglés Colin Dexter. Por lo tanto en ambas series el son de la cerveza negra es un placer de diario. Ya no hay quien resuelva los puzzles como lo hacía Morse, ni guste de la òpera, pero Lewis y Hathaway también tienen otros encantos que los hacen inolvidables. Las dos series ademas tienen el plus, que cada capitulo es dirigido por un grande de por allá y el guión adaptado por otro del rubro famosito tambien.
En el caso de Morse, mas de una vez toco que Daniel Boyle dirigiera capitulos, toda una monada verán ustedes.

Y en esta temporada nueva de LEWIS en Film&Artes, en particular, con el capítulo: CONTRACULTURA BLUES, que para ser la última de la temporada, estaba tan buena que además de sacarme el sombrero (que nunca llevo), tenía que hacerle los honores por estos lados.




SINOPSIS:
Respondiendo a las quejas de un vicario local sobre disturbios a la tranquilidad, Lewis y Hathaway visitan la mansión de la legenda de rock, Richie Maguire. Cuando llegan, Lewis nota una misteriosa marca en la puerta de entrada y una mancha oscura en la calle. Una vez adentro, Lewis sigue cara a cara a los íconos de rock de su juventud y se atemoriza al enterarse de que Esme Ford, el líder cantante de la banda, sigue vivo luego de estar presuntamente muerto por más de treinta años.




CALIFICACION:
*******************





FICHA TECNICA:
Titulo original: Lewis (capitulo Contracultura blues)
Genero: Serie Policial
Con Kevin Whately y Laurence Fox

2 comentarios:

manuza dijo...

Olvidaste la serie del inspector robert coltrane, que creo fue la primerisima serie inglesa, en este caso escocesa, de detectives que vimos. ¿Recuerdas como se llamaba?
M.

Colombita ensoñada dijo...

Por supuesto que no la olvide, pero si el nombre de la serie por eso la omiti........... ¿cachai?