21 de febrero de 2011

True grint.

Hoy hice cosas que no suelen pasar, como por ejemplo asistir a aquellas movies TRUE GRINT, que están totalmente en la cresta de la ola, a pesar que en el fuero interno, el "Pepe grillo", me diga "pero tu no sueles hacer estas cosas". Pues serán los resabios de la vejez, pero ahí estaba Colombita ensoñadamente entristecida, acudiendo a ver dos de las movies que tienen más nominaciones al Oscar, a sabiendas que desde hace varias décadas el Oscar "vale madre".
También podría haberme acordado que la anterior de los hermanos Coen, la sufrí hasta decir "Roberta", pero no, creo que andaba con serios problemas de desmemoria. Sobre todo porque hasta donde sé "me cargan las películas de wester", siempre en mi manera totalitaria de ser, he encontrado que los que gustan de este género son unos fomes, lateros, aburridos como el plomo.

Pero también tengo que reconocer que fui a verla, porque tenía una deuda (G.G.), que cumplir y bueno, yo siempre cumplo la palabra empeñada. Digamos que la película era totalmente "wester" y eso hizo que más de un bostezo saliera de mi boca, pero también estaba Jeff Bridges que toda la vida me ha quitado el sueño porque me encanta y para colmo de despertares estaba Hailee Steinfeld, la chica de tan solo 14 años, que se roba la cinta todo el tiempo, con una personalidad, un temple, una belleza, que francamente se merece no el Oscar si no que el mundo a sus pies.

Tiene 14 años y en realidad parece de 41, porque es demasiado perfecta, interiorizada de su rol, de la fuerza de su personaje y a la vez tiene la magia (secundada por los hermanos Coen), de no hacernos olvidar nunca la edad que tiene y que finalmente, aunque nos cueste aceptarlo, es una niña. Realmente increíble la cabra chica. Digamos la especialidad de los gringos es encontrar estos niños "prodigios" que más allá de la mano del director, tienen un yo interior fuerte como el acero.

Pues digamos que gracias a Heilee es que la película, para los que no somos amantes del género de los horizontes llanos, secos, vaqueros, marshall, rangers, cuatreros, indios apaches, poco placer por el baño, comidas más bien pesaditas, es el salvavidas perfecto. Porque la verdad que desde que comienza con la escenografia del pueblo donde sucedieron los hechos, que por todos lados tiene cara de maqueta, si sólo le falta que ruede por la calle la mota de heno seco correspondiente al oeste, porque el bar está, el burdel seguro que también y las espuelas en todos los que se autodenominen como "vaqueros" qué decir.Pero a diferencia de "Sin lugar para los débiles", digamos que esta movie de los Coen, es mucho más pasable, será porque la violencia del "wester" es tan irreal que se ve casi tierno y uno no cree en el poder de ésas balas, porque uno ha visto otro vaquero que el "Llanero Solitario" a lo  más "La casita en la pradera" y de ahí en más pare de contar. Pero habría que preguntarle a los fomeques, latosos, amantes de este género qué piensan al respecto.Recomendada!!


SINOPSIS:
 
La historia que se nos narra es la de Mattie Ross, una niña de 14 años empeñada en atrapar a Tom Chaney, el asesino de su padre. Para ello no duda en contratar al borracho y tuerto sheriff Roger Cogburn. Se les une, no sin cierta reticencia, el Ranger de Texas, LaBoeuf, que también quiere atrapar a Chaney por sus crímenes.
 
CALIFICACION: 
************************

FICHA TECNICA: 
Título original: True grit, 2010, Estados Unidos
Título en español: Temple de acero
Dirección: Ethan y Joel Coen
Guión: Ethan y Joel Coen 
Género: Wester - Drama
Reparto: Jeff Bridges, Hailee Steinfeld, Matt Damon,  Josh Brolin.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, tu blog es realmente bueno, pero con respecto a esta película... creo que deberías ver la original, los remakes sueles ser pésimos, en la mayoría de los casos.

Colombita ensoñada dijo...

Estimado Anónimo, obviamente que los originales son lo mejor y por supuesto que vi el de ésta movie.......... de hecho, creo que más bien en un maldito espiritu de comparación es que me decidi a ver la segunda versión.
Saludos y gracias por tus comentarios.